Julia

Posted in Reseñas, Tlacaélel on April 25th, 2011 at 15:45 by Tlacaélel

El otro día estaba yo muy aburrido esperando a cierta persona en cierta central camionera al norte de la Ciudad de México, cuando se me ocurrió ir a darle una revisada a los libros baratos para ver si se me daba gastar en algo decente, el dinero mal habido que consigo trabajando honradamente.

La ruina del hombre

Normalmente todo se me va en alcohol, juegos de azar y mujeres fáciles.

Compré uno de esos libros de $25 MXN que me llamó mucho la atención en cuanto lo ví: Cuantos de Invierno de Ignacio Manuel Altamirano. En mi juventud, ya había tenido el gusto de leer una de sus novelas (El Zarco cuando estaba en la secundaria), sin embargo es interesante que, aún cuando está enterrado en la Rotonda de los Hombres Ilustres (y no solo por su trabajo literario), no me había decidido en años a comprar otra obra de él. Ahora, tal parece que lo hice en el momento adecuado.

No me gusta arruinar la experiencia de los lectores al desvelar la trama de los libros que me parecen interesantes, sin embargo si quiero hablar en particular (aunque no a detalle) sobre uno de los textos contenidos en el tomo. Hablo, por supuesto, de Julia. En esa narración, la voz del autor se escucha tan sincera que se destapa claramente ante el lector defendiendo su orgullo y su dolor a través de su personaje. Se trata de una historia de desamor como las hay miles, sin embargo la claridad de la redacción y su firmeza al contarnos la historia le dan una calidad única que, a la vez, nos enseña un poco sobre la vida en México hacia mediados de siglo XIX.

Es un libro muy interesante y, en particular, me identifiqué mucho con el autor al leer Julia. Superó al impresionismo y al romanticismo al darme no algo que sentir, sino una descripción sobria y acertada de la perdida de sensibilidad emocional. Mis respetos, ese señor era un gran escritor y ese libro me hizo reír mucho mucho mucho…mucho. Dicho sea de paso, también me hizo darme cuenta que estoy muerto por dentro.

Tags: , ,

En cualquier momento

Posted in Colaboradores, Reseñas, Tlacaélel on March 5th, 2011 at 23:30 by Tlacaélel

Desde el otro día, If me había recomendado la película Somewhere in Time. Curiosamente hoy que me quedé solo en casa, encontré el DVD por azar y decidí darle la oportunidad para olvidarme de mi paranoia nocturna suicida/homicida.

Antes de continuar, debo señalar que los eventos en el filme toman lugar antes de la invención del condensador de flujo.

En si la película trata de un tipo que, con pura fuerza de voluntad, regresa al pasado para encontrar a la mujer que ama. Como todos saben en realidad es un reencuentro, dado que ya la encontró en el pasado y eso ocasiona que quiera encontrarla por primera vez.

Debo darle crédito al personaje que interpreta Christopher Reeves por hacer que una actriz famosa (interpretada por Jane Seymour) lo amara por el resto de su vida (de ella) con solo conocerlo dos días. Dos días. Más impresionante aún, en esos dos días viajo en el tiempo, corrió, sudo como un puerco, se ensució de tierra y lodo, amaneció en un corral y evitó tomar un baño o cambiarse de ropa. Aún con todo eso, lo logró. Es un héroe.

En esta ocasión, voy a poner información adicional que puede afectar la experiencia del expectador (a.k.a. spoiler).

Mostrar »

En si la película es interesante y llega a un punto donde te engancha. La cosa es que uno no puede mas que admirar los esfuerzos sobrehumanos (literalmente) del protagonista por satisfacer su obsesión maníaca con una persona muerta que apenas conoce. Si, acepto que tiene sus fallas, pero mientras veía la película, cuando ésta llegó al climax donde la tipa le confiesa su amor a Christopher Reeves frente al público, la cara de “como lo sospechaba…ya es mía” que él puso me obligó a aplaudir y ovacionar a pesar de estar yo solo.

Finalmente para darle el golpe maestro, ya que el cuento estaba a punto de terminar más rosa que gris, el imbécil se las arregla para abandonar a su vieja y regresar a su tiempo a morirse solo, reprochándose su descuido. En ese instante, cuando me percaté de que lo iban a regresar por idiota, tuve que gritar “¡Noooooooooooo!”. Se sintió como cuando Charlton Heston encuentra la estatua de la libertad en el planeta de los simios: ¡MANIATICOS! ¡LO ECHARON A PERDER! ¡OH, MALDITOS SEAN! ¡MALDITOS SEAN TODOS! (YOU MANIACS! YOU BLEW IT UP! OH, DAMN YOU! GODDAMN YOU ALL TO HELL!). Así de loco te engancha esa película.

Como dicen, valió la pena. No me arrepiento de nada.

La música es excelente.

Rating: ★★★½☆

Tags: , , ,

El Mito

Posted in Colaboradores, Reseñas, Tlacaélel on October 2nd, 2010 at 0:57 by Tlacaélel

Elmito

Elmito…

Bueno, ya puse mi chiste imbécil.

Ésta es una reseña y opinión personal de la película The Myth (2005), protagonizada por Jackie Chan.

Primero que nada cuando la … mmm … conseguí, yo pensé que se llamaba “Jackie Chan, el Mito”. Como eso me hizo exclamar “ajá, así que ya se le subió la fama a la cabeza”, decidí verla. Me acuerdo que pensé, “en ésta película ha de poder volar y ser bien chido”…y pues si, la neta si. Ésta es otra de varias películas que me han engañado para creer que los chinos (y algunos asiáticos de otras nacionalidades) pueden volar. Bueno, levitar. Los que si pueden volar, son los musulmanes extremistas (en pedacitos). El caso es que no fue lo que yo esperaba, para bien.

Jackie Chan interpreta a un arqueólogo que busca, entre otras cosas, un extraño material que crea un campo de gravedad cero. En el camino, descubre que él es la reencarnación de un general en la antigua China que éstaba enamorado de una princesa coreana (regalada al emperador chino en turno como concubina), y que dio su vida en una batalla (donde se llevó a cuantos pudo) para salvar la de ella. En su presente, sueña constantemente de su otra vida (lo que le facilita su trabajo de arqueología y, eventualmente, prueba ser el motivo de su mayor éxito).

Para ser justos, ésta película es como Indiana Jones chino. Mejor aún condensa todas las películas de Indiana Jones en una sola, solo que con más patadas y escenas graciosas. Ocurre en un templo de perdición ubicado en la India, entre acertijos que solo Indy Jackie puede resolver, existe un grial una pastilla de inmortalidad, hay arqueólogos malvados que quieren encontrar el poder guardado en una tumba, etc). Ah, tambien aquí cambian el doctorado en arqueología del protagonista por una conciencia (lo que a Indiana Jones no le hacía falta para saquear tumbas, pues era Doctor). Claro, eso descarta la escena emblemática donde Indiana saca su pistola para matar al espadachín que lo amenaza con movimientos de artes marciales (Jackie Chan si pelea), pero da espacio para contar concurrentemente la historia entre la vida pasada de Jack y los eventos que lo llevan a reencontrarla.

La escena de la que estoy hablando…

Como sea, la película tiene sus buenos momentos y hace reir. Ademas sigue sorprendiendo la agilidad del tipo a pesar de los años que tiene. Es mucho mejor que la película de The Spy Next Door o el nuevo Karate Kid (aunque, para ser justos, lo que salvó a esa película es Jackie Chan). El final es fuerte, en el sentido de que no se siente prefabricado. Me recordó la lección aprendida sobre narrativa en el final de Ichigo 100% (el manga, no el bodrio de anime que le hicieron): todo final feliz o triste depende del punto de vista del espectador. Eso habla bien del director, no intentó forzar un final “feliz”.

En fin, resumiendo, ésta película me pareció interesante, divertida y creativa (sin contar lo que ya dije sobre el parecido con Indiana Jones). No recomiendo verla, porque no soy la madre de nadie para andar dando consejos, pero si puedo decir que disfruté haciéndolo.

Rating: ★★★½☆

Tags: ,