Extrayendo El Veneno.

Posted in If on October 16th, 2011 at 12:46 by If

“Tuvimos que ir a Sinaloa, y ya en la noche fuimos a un table dance. Cuando ibamos entrando vimos que el diablo saliendo persignandose del lugar. Al entrar había una chava en una pista y un tipo estaba con la cara entre sus piernas, luego de un rato se la pasó a otro que hizo lo mismo, me acerqué, vi y le grité a mi compañero ‘¡Si!¡Se la está mamando!’ “.
Es la historia de un tipo que conocí ahora que llegué a Hermosillo. Por trabajo, tengo que estar aquí. Todo ha sido raro desde que salí de la casa. Era domingo y en el refrigerador solo había un litro de yogurt,medio de leche y media lechuga. Pedí un taxi, porque los amigos a los que les podía pedir que me llevaran a la central son unos méndigos y me dijeron que nel. Así que salí de casa con un litro de yogurt para todo el día. La estúpida linea de autobuses me dijo que el autobus que me llevaría al aeropuerto se había dañado y no llegaría, así que me dieron un boleto para ir a la capital del estado y de ahí salir para el aeropuerto (desgraciados) y eso que compré mi boleto como dos semanas antes… Luego en el avión me encontré a una chava que era compañera mía en la prepa y nos llevabamos, la verdad no se me da eso de hablarles a las chavas así que la evité a toda costa. Una vez hablando con un tipo acerca de eso, me dijo que quizás temo que me o le guste a la chava y me la ligue o algo, yo me reí. Bueno, el punto es que viajamos como dos horas y llegamos. Creo que me dormí o algo así que yo digo que fueron dos horas, quizás hayan sido más. Al llegar tuve que tomar un taxi hasta el hotel donde había hecho la reservación, y el chango del taxi me platicó que él es chilango, estaba trabajando de taxista en Cancún, pero llevaba una semana en Hermosillo porque se decidió a irse con una chava que parecía algo serio, así que abandonó su vida en Cancún, donde dice que se gana mejor de taxista que de licenciado en lo que sea, hay muchas extranjeras facilotas y vivía muy bien, y se lanzó a Hermosillo con una chava buenona y al tercer día lo mandó al carajo. Me comentó que aquí hay muchas mujeres buenotas, citando lo que dijo: “lo que busques: buen trasero, delgaditas, buenos senos, cara hermosa, todo junto, aquí hay”. Ironías de la vida, ahora no vengo buscando ligar. La primera semana fué de arreglar cosas, cursos y trabajo que me encargaron, así que no pude salir y solo las chavas del trabajo pude tomar como referencia. El segundo fin de semana se me ocurrió ir al cine y era cierto lo que decían. Las chavas están bien preciosas, se visten muy muy bien, se arreglan (algunas ni lo necesitan) y para donde vieras. También las señoras se conservan muy bien. Bueno, estaba parado en la fila del cine y para donde quiera que voltearas, al grado de que estaba por chorrearme la primera vez cuando ya estaba chorreandome la segunda. Dicen que el cerebro tarda tres días en adaptarse a una nueva situacion y ya a la siguiente semana fué “normal” ver mujeres guapas por todos lados. Aún así, es una barbaridad. Y dicen que hay más guapas en Sinaloa. Cierto, también hay feas y requete feas. Luego conocí a un tipo que se la pasa de table dance en table dance y ha contado algunas historias muy graciosas:
“Luego volvimos a ir a Sinaloa mi compa y yo, entramos al table dance y me dice mi compa: mira esa ‘táemela para acá’ y yo le dije: no compa aquí no, no me hizo caso, cuando me descuidé ya estaba con los pantalones abajo y la chava cabalgándolo corrí hacia él saqué a la chava y me puse a extraer el veneno” esto último lo dijo mientras hacía ademanes de estar haciendo una felación. Los que estábamos ahí nos moríamos de risa de su historia.


Y todos nos reímos.

Continuó con: “al año siguiente regresamos y como mi compa se quedó con las ganas con la chava, la buscó y le dijeron que se había muerto de sidral”. Seguimos riendo…
Tal vez piensen “¿Con qué clase de personas te relacionas ultimamente?”, pues con el mismo tipo con el que lo he hecho desde siempre, alguien como tú… con una historia que contar.
Han pasado varias otras cosas en el viaje: por ejemplo, por cuestiones de economizar estoy compartiendo departamento con una chava toda rara, buena onda pero rara. Para hacer algo diferente el jueves pasado, entré a un gimnasio y me dieron una golpiza, y se sintió bien. Me hizo recordar la película en la que Bruce Banner interpreta a Will Graham digo a un “hombre común” en Fight Club.


Batman… Digo, Bruce Banner.

Estuvo muy intenso, ahora duele pero solo cuando respiro, estoy pensando seriamente en regresar. Así que si quieren ver como me golpean ya saben a dónde ir.
Conocí a un tipo que se ganó un volvo lo vendió, no había conocido a nadie que se ganara algo bueno el Amaury una vez se ganó una memoria cuando participó en un mmm… ¿rally? y a Arturo que participó en el mismo equipo que Amaury y se ganó mmm… nada. Ese mismo tipo cuenta que no tiene idea de casarse, que una vez ya estaba bien clavado con una chava y ya estaba pensando en eso así que le dijo a la chava que ya no quería nada con ella que iba a buscar a otra, la chava lo cacheteó… ahora dice que la chava ya está casada (con otro chango), él se inscribió a un gimnasio, ahí insultó la inteligencia de una chava y el fin desemana pasado salió con ella, fueron a varios lugares, compraron cosas y todo lo pago ella. Es como el Maculy en los buenos tiempos, pronto se va a ir y la va a botar.

Maldita sea, ya se me olvidó el motivo del post… Supongo decir estupideces, y es refácil.

Bueno, ahí luego.

Tags: , , , , , ,

Son cálidos, los mexicanos

Posted in Personal, Reflexiones, Tlacaélel on October 10th, 2011 at 12:12 by Tlacaélel

El otro día salí con una chica que conocí por puro azar, en otro de esos sucesos inesperados de la vida. Todavía le falta hacer un examen para graduarse de la licenciatura…en trabajo social. Nada ligado a lo que yo hago, he hecho o haré el resto de mi vida. Por eso me sorprende tanto. Como sea, el caso es que iba yo hablando con ella sobre las diferencias culturales que encuentro entre su país y el mío, cuando de repente me pregunta de la nada “a todo esto, ¿qué opinan los mexicanos de los nosotros los franceses?”. Mierda. Lo primero que pensé, en automático, fué “¿cómo?”. Despues “ya valio pistola”. Quien sabe que habré preguntado o que habré dicho, que se le ocurrió abordar la cuestión. No sé, alguna cosa que se me salió sin pensar (como siempre) y que regresaba a acecharme en forma de pregunta (el karma en modo Jeopardy). Y es que seamos honestos aquí un momento: la mayoría de los mexicanos que conozco tienen un grado avanzado de xenofobia, entre otras cosas, que no quieren ver y mucho menos corregir.

Entonces, ¿qué decir? Recordé los mil rumores y leyendas urbanas que escuchaba en México sobre los franceses. Pocos (o ninguno) positivos. Luego me acordé de los comentarios escritos en los periódicos en linea, cuando estaba el asunto de Florence Cassez en boga. Misma cosa, insulto tras insulto xenófobo. Quien sabe que pinche cara habré puesto que la chava me preguntó “no es bueno, ¿verdad?”. Y esa es una de esas preguntas binarias donde no puedes aplicar la de “no te voy a mentir” y quedarte callado. No, no, decir eso es lo mismo que un fuerte y claro “no es bueno”. Y ni como decirlo con delicadeza. No hay forma adecuada de decir “pues mis compatriotas dicen que los franceses son sucios y no se bañan”. O, “pues mis compatriotas dicen que en Francia las mujeres son fáciles”. O “un amigo dice que el francés es el lenguaje de los homosexuales” (aunque ese comentario es complicado de hacer sin quedar como imbéciles tanto el que lo dice como quien lo escucha). O el más reciente, “un chavo mexicano que conocí aquí me dijo que los franceses son putos” (i.e. cobardes…salió durante una plática donde quien lo dijo intentaba dejar claro que los franceses no se exponen a defender en el transporte público a una mujer que no conocen, por ejemplo). Lo bueno es que traía puesta una de mis camisas rojas, pues imagino que empecé a sudar sangre.

Al final, no había como salvarla. Contesté una verdad no relacionada (”en general la mayoría de los mexicanos no hacen diferencia entre nacionales canadienses/franceses/ingleses/alemanes, lo mas común es creer caucasico == gringo…”), busqué la salida de emergencia lo más rápido posible (”ustedes tienen a Europa alrededor y no pueden hacer una generalización tan extrema como la nuestra, pero nosotros los extranjeros que más vemos son latinoamericanos o norteamericanos”), ella me abrió la puerta (”si, si, nosotros vemos mucha gente de Alemania, España, Inglaterra, etc…”) y yo corrí como si me llevara el diablo (”ah, mira la hora, yo creo que ya es tiempo de irnos”). Y así, puse a mi patria muy en alto, diciendo implicitamente que los mexicanos hablamos mal de todos los extranjeros.

En fin, al final del día me quede pensando que, bajo esa métrica, a lo mejor es hasta amable de parte de los nacionales de otros paises pensar que los mexicanos somos una bola de criminales ignorantes sin principios que se pasan la vida durmiendo. Para mí, el único prejuicio que duele realmente en esa frase es el de la flojera, pues no conozco a ninguna persona tan floja e irresponsable como ellos creen que somos nosotros. Creo yo que aún para aprovecharse del sistema, los mexicanos se esfuerzan más de lo que nos dan crédito. En lo personal, la mayoria de las personas que conozco trabajan horas extra, muchas veces no pagadas y aún en la adversidad. Por eso creo yo que ese prejuicio tan aparentemente inocuo nos duele. Por otra parte, desde mi infancia me he topado siempre con mexicanos violentos, corruptos y oportunistas en el día con día (que no dudo que sean hoy criminales). Es obvio que no todos somos así, pero muchos si. Muchos. Vale la pena pensar en eso.

Pero bueno, que la verdad sea dicha…aunque tengo la impresión que a los lectores extranjeros no les va a gustar mucho este post.

/* REFLEXION PERSONAL ESCRITA EN PARALELO (OMITIBLE)
*
* Esta parte la escribí en paralelo a lo de arriba, pero la juzgué demasiado extraña como
* para incluirla en el texto. Como luego hasta a mi me da flojera leer lo que yo mismo
* escribo, mejor indico de una vez que es una imbecilidad muy propia con la que
* pueden o no estar deacuerdo…por esa razón, es más bien para leerse cuando hay
* tiempo para perder y el internet está lento en noticias.
*
* La publico de todas formas, porque ya la escribí damn it!
*/

Por razones culturales estoy seguro de que yo he sido (y alguna parte de mi aún es) así: discriminador. Lo interesante es que con el paso de los años, uno empieza a convivir con muchos tipos distintos de gente. Personas de creencias, profesiones, lenguajes, nacionalidades y hasta puntos de vista políticos diversos. La experiencia, te va a forzando a aprender, a aceptar la presencia de humanidad en todos, aunque uno no este siempre deacuerdo. A mi me llegó a pasar mucho con la religión, por ejemplo, pues yo confío tanto en mi ateísmo que más de una vez llegué a insultar (sin ser demasiado consciente) las creencias de los católicos, de los que creen en los horoscopos y cosas astrológicas, e incluso de los agnósticos. Con el tiempo, uno se da cuenta de que eso es algo personal y no tienes porqué meterte (aún si ellos se intentan meter contigo). Al contrario, hoy considero que es bueno que las personas encuentren en su religión o creencia, sea cual sea, respuestas que a mi me gustaría tener. En mi caso, yo debo buscar en otro lado para encontrarlas pues no es lo mio la religión. Lo mismo pasa con las profesiones (por ejemplo, muchos colegas de Page me rebajan por ser ingeniero jaja), con la sexualidad, etc. Como sea, uno aprende lentamente a ver mas allá de ese tipo de cosas, aunque no es nada fácil saber que terreno estás pisando y quien se va a sentir ofendido. Es lo mismo en este caso, con eso del “nacionalismo” que muchos profesan y que no es otra cosa que discriminación cínica* (la prueba estando en los foros del internet donde se discuten los partidos de futbol entre nacionales de paises distintos). De nuevo, como con la religión, no creo que el nacionalismo sea malo sino que, más bien, cada uno lo entiende a su modo dependiendo las circunstancias particulares del entorno de cada uno (que a veces no son del todo óptimas).

Es por eso que se pone luego uno a pensar, ¿contra que estamos midiendo en nuestra cotideaneidad lo “bueno” y lo “malo”? ¿Qué es lo que valoramos más como mexicanos? ¿Cómo personas? ¿Qué queremos tener a toda costa? ¿Poder? ¿Dinero? ¿Familia? ¿Creatividad? ¿Educación? ¿Trabajo? ¿Sexo? ¿Venganza? ¿Miseria ajena? Creo yo que la respuesta a esa pregunta es la expresión de aquello en lo que nos hemos convertido y en el fondo, muy en el fondo, sabemos que si no nos gusta lo que hemos hallado, no es sino culpa nuestra.

*Nota:
Aquí hago uso de la palabra “cínismo” en el sentido castellano y no tanto anglosajón. El otro día leí en el comic de Bunsen que el autor usa la palabra “cínico” como se utiliza en inglés y no como en español (para nosotros es más cercano a “desvergonzado” y para ellos más a “negativo, desconfiado de los otros”). Como sea, no se que tan extendido/asimilado esté el término americano en nuestra cultura, por ende es importante que haga la aclaración para evitar malas interpretaciones del texto.

Tags: , , , , , , ,

Gatitos, perritos y dulces

Posted in Personal, Tlacaélel on September 26th, 2011 at 16:08 by Tlacaélel

Hace rato, me acordé de algo que pasó en el avion cuando venía a Francia y que no había escrito.

La primera persona que conocí en mi viaje, fue una señora mexicana de ascendencia española que le toco sentarse junto a mí. A mi no se me conoce por ser una persona amigable (ya he comentado aquí como la gente habla sobre mi aparente carencia de “alma” y/o “sentimientos”), por esa razón la verdad me sorprendió que la señora empezara a hablarme de la nada. De repente se arrancó preguntándome cosas y empezó a contarme de su vida, sus viajes y toda la onda. Fue tan repentino que lo primero que vino a mi mente es “no puede ser, no tiene ni media hora que me subí al avion y parece que ya hay alguien que va a abusar de mi”. Y es que así por puro aburrimiento me empezó a preguntar cosas, luego siguio por contarme donde vivía ella en México, sobre su familia en España, sobre su camioneta sin ventanas llena de perritos, gatitos y dulces que me invitaba a visitar llegando (y sin compromisos).

En algún momento me preguntó si estaba suficientemente sano
como para donar organos, nomas por hacer plática.

Lo sentí como en la película de Bob Esponja, cuando les dicen a Bob y a Patricio que no van a durar 10 segundos saliendo de fondo de bikini y se ponen contentos porque duran 12 (de inmediato son asaltados). Dejando de lado el hecho de que esa referencia probablemente ha bajado puntos a mi IQ, la cosa es que si se me estaba haciendo raro. No quería ni quedarme dormido, por pura precaución (fuera a ser que amaneciera todo mordisqueado o algo, y no precisamente por cachorros). Como sea, eventualmente me quedé dormido y, como no me pasó nada, pues le seguí la plática a la señora hasta que se reveló el misterio: me empezó a hablar por que me vió muy…Arturo.

Explico. Lo que eventualmente me dijo es “desde que te subiste te veo muy serio, por eso te empecé a hablar para te abras un poco” (reitero que no hubo insinuaciones de ningún tipo). Lo que quiso decirme, en palabras que Arturo entiende, es “metí mi cuchara porque la neta no vas a durar, mi chavo”. Despues me dijo algo como “la primera vez que fuí a España era yo joven e igual de seria que tú, pero aprendí a abrirme y disfrutar la vida y ahora que ya tengo nietos puedo decirles de todos los paises que he visitado y todo lo que he aprendido…bla bla bla”. Nuevamente, traduciendo a lenguaje Arturo “a ver hijo zorra, o vas dispuesto a todo o mejor te regresas en el siguiente vuelo a México…además, a mi edad he tenido más novias que tú”.

Ahora, ¿por qué la señora me estuvo diciendo cosas como esa todo el cámino? Probablemente porque viajaba sola y estaba aburrida (y pues a lo mejor si quisiera abusar de mí). La verdad no importa tanto y no se si ese suceso fortuito haya cambiado algo en mi forma de pensar (de por si, llevo un tiempo atravesando cambios en mi personalidad por mi cuenta). Lo que si se es que desde que llegué he optado por no rechazar ninguna invitación que me hacen a ningún lado (excluyendo camionetas retacadas de cachorros). Llegando, el segundo día que estuve en Toulouse, me invitaron a jugar junto a río, conocí personas interesantes, tomé téquila (en México no tomaba) y, sorprendentemente, me dieron una mini-clase de baile…salsa para ser preciso. Ese día regresé a casa a las 2:30 am. Y la verdad no es gran cosa, pero hace tres meses no lo hubiera creido.

Eso si, aún falta mucho por avanzar y hay trabajo que hacer (afortunadamente). Ya veremos que pasa en estos años. En fin, para terminar pongo una foto que tome y que me gustó como salió.

La Garonne, noche

Tags: , , , ,