Let’s talk about “Perras”

Posted in Lovesan on November 5th, 2011 at 21:42 by Lovesan

Desde hace un par de meses eh tenido una etapa de sequía, no ha habido nada reciente desde aquel ligue genuino, las cosas no iban mal pero tampoco muy bien, que podía esperar, llevaba con su novio alrededor de 4 años, pero creo que para el poco tiempo que la conocía había hecho un buen juego, llegamos a salir y tuve la oportunidad de probar sus labios, aunque eso no fue suficiente. Tal vez debí arriesgarme más, pero no había ninguna garantía, y ¿estaba yo dispuesto a todo ese mar revuelto que se convierte una ruptura y luego viene en el inicio de otra relación?, ya lo había vivido y no lo quería de nuevo. En este momento ya mas tranquilo de todo no creo que fuéramos muy compatibles pero la química estaba ahí. Un par de meses y ella se fue por una propuesta laboral más interesante. Solo así ha sido más sencillo olvidarla; de vez en cuando platicamos.

Y luego de ese tiempo, no hubo más nada, eh conocido a varias chicas en el trabajo, las considero amigas, pues no tengo ese interés de algo más. Han habido periodos de confusión en mí, existe una chica con las que me llevo bastante bien, la considero una persona atractiva (y no exactamente físicamente) y muy interesante. Llegamos al punto de besarnos, y aunque me gusto, no fue suficiente. Debo estar convencido tanto por la parte sentimental como la parte física, si ese match no existe casi es una garantía que al final terminare por no sentirme a gusto, y es por eso que decidí hablar con ella, y decirle honestamente que no estaba seguro de querer otro tipo de relación distinta a una amistad. Al menos con la chica del primer párrafo siempre me gustó físicamente, y eso no sería problema en un futuro.

Es donde digo que caemos en confusión por un lado esta el aspecto sentimental, de convivencia y del otro lado el aspecto sexual, unirlos o encontrarlos en un misma persona es difícil. Con la que mejor te llevas no te gusta, y a la que deseas sexualmente, no tienes mucho que compartir intelectualmente. Y la que reúne ambas cualidades, ya esta apartada. Por eso cuando estoy con una amiga que me llevo bastante bien, mi cabeza me juega mal, haciendome la pregunta del “que pasaría si?”, si no lo controlas, es donde todo se va al carajo. Tal vez es por eso que bese a la chica con la que me llevo bien, que oportunamente lo detuve.

Tratando de darle rienda a lo sexual. Busque a una amiga que tiene rato que no veía, desde que me fracture la pierna. Con ella ya había sucedido algo, y fue agradable pero hasta ahí, no la vi como algo más y ella creo que estuvo de acuerdo con eso. Así que la llame y me comentó que era cumpleaños de una amiga suya eh irían a celebrar al Mojito Room, me invitó y acepte ir. En mi cabeza ya estaba viendo la forma de lograr que hubiera algo de nuevo, tanto así que arregle mi cuarto, y un poco el depa que estaba algo regado.

Nos quedamos de ver antes, para comer algo y de ahí llegar al lugar del festejo. La cosa no iba mal, pero tampoco bien, justo cuando iba hacer la insinuación para sacar algo de acción, empece a ponerme nervioso, así que lo deje y pensé posponerlo por un rato más. Llegamos al lugar, bailamos, había mas gente acompañandonos y yo no veía la forma en como podría hacer que prosperara mi plan. De repente nos sentamos, y a lado estaba una chica que venia con el grupo, le hice señal como pregunta de que estaba tomando, me dijo que nada, a mi parecer o estaba ya cansada o peda o tal vez un poco de las dos. Pero raramente, de ahí empezamos a platicar bastante bien (cosa que pocas veces pasa con alguien que no conoces) era ella la que hacia mucho contacto físico conmigo (usualmente uno es quien busca hacerlo primero), y hasta me sentía ligeramente incomodo, ella me abrazaba se me acercaba mucho. Yo trataba de que ese contacto no fuera detectado por los demás, pero ya muchos lo había notado. Es gracioso porque aunque uno lo desee, siempre esta el factor de mantener la imagen ante los demás, tal vez pensarían que yo aprovechaba la situación de que probablemente ella ya estuviera algo ebria, pero en ningún momento fui yo quien la estuviera buscando o abrazando, sino era ella a mí. Me resultaba complicado pues estaba la chica con la que había llegado y a quien tenía en mente para tener algo de sexo. Pero la chica que conocí ahí mostraba mucho interés en mí, al final entre la platica le deje ver mi interés, “Puedo acompañarte a tu casa o si lo prefieres, tu puedes acompañarme a la mía”, lo que la hizo soltar una risa de complicidad, pero aún tenia sus dudas. Le ofrecí tomar un taxi juntos, resultó que vivíamos a 5 minutos de distancia en coche uno del otro.

El resultado?, no hubo nada, y peor aún mi amiga con la que llegue, estaba como molesta, de que yo estuviera con la otra chica y no con ella, se notaba en su actitud, apenas y se despidió de mí. Creo que fue tonto arriesgarme y exponerme frente a mi amiga y los demás de esa manera, ya que ni conseguí nada (al menos su número sí para después) y fue como si todos hubieran dicho “mala jugada chavo, todo por caliente”. Al salir del lugar la chica que conocí se despidió de mi con un suave beso en la boca, los demás subieron a sus coches y quede yo ahí solo fuera del lugar.

Es por eso que el sexo en ocasiones es difícil, te pone en situaciones incomodas. Pero lo cagado es que todos lo buscan y ya en el preciso momento siempre lo complican. Decía una señora a Alan Harper “Lo único que necesitas para tener sexo, es tener un trabajo y un pene”, yo no lo veo tan cierto; no me ha funcionado, o tal vez es que con el trabajo, consigues dinero para comprar sexo?. Y ahora que lo pienso, es por eso que tal vez sea mas fácil tener solo amigas, y cuando quieras sexo pagar por el a una “Whore”. Podrías tener los siguientes beneficios:

- Evitar que te vean mal los amigos de la chava a la que pretendes ligarte para tener sexo.
- Evitar la molesta sensación de querer agarrar tu ropa y salir corriendo después de haber terminado de correrte.
- Tener sexo cuando se te plazca sin tener que esperar.
- Evitas destruir una amistad o relación por haber tenido sexo.
- Evitas reproches.
- Podrías realizar tus fantasías que probablemente tu pareja no te dejaría hacer XD

Eso sí, si pescas una enfermedad venérea ya te cargo la chingada!!! o como decí un amigo “Ya te cargo pitirijas!”

Ha de ser cuestión de esperar, ya llegara alguien que tenga un poco de los dos, compatibilidad intelectual y sexual. Y si no llega, creo que prefiero terminar solo, que con alguien que no me sienta completo.

P.D. En teoría creo que si repartiéramos todas las mujeres entre todos los hombres, nos tocarían de a 7 mujeres por hombre. Suponiendo que todas las chicas que conozco tienen novio y siendo que hay más mujeres que hombres, significa que un wey anda con más de una vieja a la vez (7), así que ellas comparten su novio con otras 6. Y algún cabrón estará apañando mis 7 porque no veo ni una, que ironía.

Tags: , , ,

Page y yo vimos muchas prostitutas

Posted in Tlacaélel on August 31st, 2011 at 4:41 by Tlacaélel

No me acuerdo que día de hace un par de semanas, Page y yo fuimos a ver bicicletas. En lo personal, yo ya me cansé de caer de mis zapatos a baja velocidad: esperaba encontrar algo que me permitiera precipitarme al suelo desde un par de neumáticos recubiertos de caucho y a velocidad moderada. Dado que somos intrépidos, decidimos no revisar equipo de seguridad…así es, no nos gustan los cascos. Como sea, el caso es que íbamos muy contentos por ahí cerca de la Merced cuando empezamos a notar cosas extrañas. Junto a las tiendas de bicicletas había grupos de señoras con ropa escasa, esperando no se que. Un par de minutos de reflexión, me llevaron a la frase “mmm, así que esto es una calle de prostitutas”. Y si, si era. Y no, no era algo discreto. Estaban apostadas ahí mismo, como si nada, a pleno día (porque era de día), junto a montañas de bicicletas y triciclos. Por cierto, a mi me gustó una de 6000 pesos y a Page una que se veía bien aguantadora (bicicletas, solo vimos bicicletas).

Es chistoso, algo que me impresionó fue el esfuerzo supremo de algunos tipos que iban con sus familias a comprar bicicletas infantiles o triciclos. En verdad era de admirar la cantidad de disimulo con la que fingían ser ciegos a las prostitutas. “Con permiso señora que seguramente quiere comprar bicicletas o trabaja de guardia de seguridad de esta tienda, quiero ver esos triciclos”, parecían pensar. Las mujeres nomas vigilaban a los esposos a ver si no se les escapaba alguna causal de divorcio. Los niños, pues seguro estaban acostumbrados pues no había mucha reacción de su parte. Era todo bien raro, con tantos niños, señoras y bicicletas, todo parecía como una especie de kinder gigante donde las profesoras en verdad enseñan, y donde aparte hay tacos de grasa de puerco con smog.

Como sea, yo salí de ahí con la impresión de que había hecho algo malo (aunque no compré nada y no llevaba dinero). Todo se puso más raro cuando, por azar, terminamos escuchando a un tipo (que no me acuerdo que vendía) lamentándose sobre DaVinci y sus inventos no construidos. Según él, hacía poco había visto en televisión un programa donde unos simios construían una máquina de matar, basada en diseños de DaVinci, que sí funcionaba. Su queja era que “si DaVinci se hubiera puesto a trabajar en lugar de posponerlo, la hubiera podido construir en su época…¿se imaginan? ¡y si funcionaba!”. Lástima. De los que nos perdimos. Es un hecho conocido que siempre hacen falta más máquinas de matar. Siempre. Aún más si su creación conlleva destazar fulanos. Desde hoy, dejo de posponer y me pongo a construir mi propia máquina de matar. Le voy a llamar…”soga”. Va a ser muy eficiente.

Bueno, solo quería compartir algo interesante antes de que acabara el mes.

Por cierto, desde ésta semana ya puedo decir que soy estudiante de doctorado en una universidad francesa. Es raro, hace un año no lo habría ni considerado una opción. A ver si luego pongo unas fotos o algo…a ver.

Tags: , , , ,

La realidad asoma su fea cabeza

Posted in Colaboradores, Personal, Tlacaélel on September 27th, 2010 at 1:06 by Tlacaélel

Advertencia. Éste post la verdad si es muy personal. Tenía preparado otro más genérico, pero éste tiene que salir. Siento que lo debo.

El pasado post de If me recordó una historia que me sucedió a mí en el mismo rubro. La verdad yo no me siento en confianza rápidamente y prácticamente nunca hablo nada de nada de ésto con nadie (mucho menos publicarlo). Alguna vez me dijeron que soy bien ranchero, porque no solo no me es fácil integrarme en ningún grupo sino que me da como vergüenza hablar de cosas que considero fuera del límite (para mi, el amor y el sufrimiento son cosas muy íntimas como para dejarlas salir a lo imbécil). A pesar de ello, y en solidaridad con If, hoy decidí escribirlo. Así a lo mejor expío mis pecados por las estupideces que le dije (como lo de que le preguntara a su ex-novia cuando todavía era su novia el porque le gustaban los imbéciles). Ojo para los que me conocen, nadie me pregunte “¿hablas de tal persona?”. No, no hablo de nadie que conozcan. Ésta es la primera vez que hablo de éso, es algo inédito. Nadie mas que los involucrados lo sabemos. Ni siquiera lo he escrito en mi diario*, así que no es de nadie que tengan en mente.

La cosa empezó bastante inocente. Yo, como habitualmente, tengo actividades extracurriculares en la tarde (es una costumbre que llevo aplicando desde el cuarto semestre de la licenciatura, i.e., desde hace como 5 años) muy cerca de mi casa en cierto pueblo. El caso es que empecé a hablarle a una compañera, sin nada en mente. De hecho, la primera vez que le hablé lo hice porque íbamos en la misma ruta hacia nuestras respectivas casas y se me hacía tonto no hacerlo si nos veíamos tan seguido (era compañera en el mismo taller que estaba tomando). Lo curioso, es que resultó ser una persona tan agradable para mí que, un día, hice mi pendejada…

Como dije, al principio no era más que una compañera. Yo no sentía ni amistad ni nada por ella, hablábamos por cortesía (si se puede decir eso). Fue repentino el darme cuenta de que ya la consideraba mi amiga. Me di color la primera vez que me quedé acompañándola hasta que se fue. Antes de eso siempre me había largado más rápido (el camión que va para su casa tarda un buen en pasar), porque la verdad me valía pistola y no tengo tacto con las mujeres (ni con nadie). No se porqué, pero generalmente si decido esperar con alguien es que lo considero(a) mi amigo(a). Ésto lo pueden testificar varios de ellos: si no se han ido, se me hace como mala onda irme yo y abandonarlos. En mi caso ese parece ser como el indicador más claro de que soy amigo de alguien. La cosa es que fue tan natural que ni me di cuenta de cuando pasó. De hecho, me causó mucha sorpresa cuando reflexioné sobre el asunto. Ahora que lo pienso, a partir de ese momento decidí que no iba a dejar que ella estuviera esperando sola…eso no es de amigos. La cosa es que fue ahí donde se asomo el buen e imbécil Arturo que todos conocen a complicarse con su propia inmadurez.

%% Divagación larga e innecesaria que pueden saltarse %%

Para mi, la belleza es pragmática. Por eso me gusta tanto el concepto de “In Xochitl in Cuicatl”, aunque la verdad yo practico otro dogma estético un poco más extremista. Yo creo que no existe nada bello per se. Tengo la absoluta certeza de que lo único que puedes considerar bello, es lo que amas. Creo que mientras más amas una cosa, o a una persona, más bella es para tí. Por ejemplo, ya he mencionado que amo regresar a casa en las noches, contemplando la luna llena en un cielo despejado, escuchando como paso a paso se diluye cada instante. Amo poder ver al cielo y las estrellas, amo escuchar los sonidos lejanos que interrumpen el silencio aparente. Se que amo la música, tanto interpretarla como escucharla. No puedo imaginar, no quiero, un mundo donde no pueda cerrar los ojos y entregarme a disfrutar, en toda su expresión, la más pura y sincera de las canciones. Para mi todo eso es tan bello que vale la pena dar la existencia para conservarlo. Lo mismo, yo pensaba, debía ser el amor por otra persona. Amarla tanto que se convirtiera en la persona más bella del mundo. Maldita sea, creo que pienso como imaginaba Goethe a Werther si éste fuera un sucio hippie.

En fin, el párrafo anterior da una pista de mi retorcido sentido del amor. Aunque les sorprenda y todos digan que nací sin alma ni sentimientos, yo se que en mi juventud era ingenuo. La cosa es que me empecé a dar cuenta de que ella se me hacía bonita. No se porque no me preocupé en ese instante, si al principio ni siquiera me había puesto a meditar sobre el asunto. Como siempre, el romanticismo es una trampa y uno cae rápidamente en ella si no te sabes cuidar. Y es que ella es muy buena amiga. No solo podía hablar con ella de muchas cosas que teníamos en común sino que, lo más raro, me sentía cómodo. No se porqué desde el principio me cayo bien ni porqué le tuve tanta confianza tan rápido. Ese no soy yo, yo soy bien pinche ranchero. Conozco personas de años que no les tengo tanta confianza como la tuve con ella en semanas. Eso lo que llamó la atención del Arturo que hace romanticismo literario.

%% Fin de la divagación larga que pueden saltarse %%

Se liberó la criatura, sin albur. Me pregunté, “¿Por qué está pasando esto?”. Cuando te haces esa pregunta, generalmente ya es tarde. Era obvio que ya me sentía atraído a ella, en algún grado. Si algo he aprendido en la vida (que me haya quedado suficientemente claro), es que debes ser sincero con lo que sientes y con quien eres. Más aún, debes tener el valor para enfrentarlo. Si no lo haces, te va mal. No obtienes lo que quieres y vives a medias. Está bien, reconozco que no siempre lo aplico, pero en esa ocasión resolví aceptar que estaba sintiendo algo distinto y me arriesgué a intentar algo. Lo que quería evitar era especular. La incertidumbre, es lo peor. Decidí preguntar directamente, antes de empezar a armar un sinfín de teorías idiotas en mi cerebro y dejar que cualquier sentimiento creciera. Si ponía las cosas claras de una vez, me iba a ahorrar sufrimientos posteriores.

La idea era decirle que empezaba a sentir algo por ella. Ni se lo que esperaba, solo quería sacarlo de mi sistema y que quedara claro para ambos. Es obvio que no salió bien. ¿Ya dije que soy bien pinche ranchero? Me puse nervioso y terminé balbuceando una pregunta invertida. Le pregunté si ella sentía algo por mi. Vamos, está de más decir que ni siquiera lo pensó. Ni pinche sentido común tengo. Yo mismo sabía que, lo que se me hacía raro, ¡era raro! Despues de que me dejó muy claro el asunto (imaginen flecha tras flecha clavándose en mi cuerpo como en los animes cuando les dicen sus verdades), vino el silencio incómodo y se fue. No hubo dudas, no hubo especulación. Desapareció la incertidumbre…pero la verdad si me dolió. Contra toda probabilidad, hubo una pequeñita sensación de vacio (aparentemente esos sentimientos eran mayores de lo esperado). Con todo, no me sentí tan mal. Ya que sabes donde estas parado, puedes decidir hacia que lado virar. Yo, decidí que no puedo forzar a nadie a quererme y no volví a tocar el tema. De hecho, le prometí que nunca volvería a hablar con ella sobre eso y me prometí a mi mismo cumplir esa promesa, costara lo que me costara…no había razón para volver a mencionarlo e incomodarnos a ambos.

Al menos en éste caso, no me arrepentí ni me avergoncé posteriormente por sentir lo que sentí (solo por ponerme nervioso que es, como dicen en mi pueblo, lo que me patea las bolas). A fin de cuentas no fue nada planeado, solo surgió e hice lo que pude por resolverlo lo más pronto posible. Torpemente, pero lo resolví y aprendí algo. De hecho, muchas cosas.

Lo que quiero decir con todo ésto, es que no todas las historias de triunfo tienen final feliz (a diferencia de los masajes de la calle Sullivan en la ciudad de México). Aunque If no lo crea, el sufrimiento es parte de estar vivo y creo que su historia si es de triunfo. Yo se que él tiene más valor que yo para muchas cosas, entre ellas ésto de las mujeres. Mi historia es más patética, más simple, más llana y más inmadura, y sin embargo creo que al menos me sirvió para gritarle al mundo “¡sigo vivo!”. Su historia es mucho mejor, y grita más fuerte.

Lo único que si es como triste saber, es que a nadie le gustan los imbéciles…

*Creo necesario señalar el sarcasmo en el asunto del diario.

Tags: , , , , ,