Noviembre, mes de los difuntos

Posted in Personal, Tlacaélel on November 12th, 2011 at 6:45 by Tlacaélel

En general no soy tan fanático de la mensajería instantanea, por ende evito (en lo posible) conectarme. Sin embargo, tengo todavía una cuenta en hotmail que, según Microsoft, abrí hace…¡10 años! Esa cuenta está prácticamente muerta, no ha recibido mas que correos automáticos en mucho tiempo. Sin embargo, lo que si tengo vivo ahí es el messenger junto con una colección de contactos que añadí y no eliminé [de la lista de contactos] en ese tiempo. De hecho, la última vez que añadí a alguien a esa cuenta fue a Page (hace 3 años). Durante toda la maestría metí gente nueva en una cuenta gmail conectada a messenger, pero un día me di cuenta que nadie en esa lista me importaba un carajo (nadie) y terminé por eliminarla; ni la usaba y a fin de cuentas mis amigos estaban repetidos en las otras.

La cosa es que, desde que dejé de vivir en México, algunos de esos contactos con los que no había hablado en años me han mandado mensaje. Incluso personas con las que si hablaba de vez en cuando, han aumentado la cantidad de mensajes que envían. Por esa razón, a veces me llega de abrir el messenger y hablar con algun@ que me manda algo como “Arturo|imbécil|tipo, conectate|¿cuándo te conectas?|¿estas ahí?”.

El otro día, hablé con una tipa que me conocía en la prepa. Me contó una historia de como su primo se había muerto y el día que lo fueron a sepultar se sentó en una tumba para descansar. Dice que vió el apellido del muerto abajo de ella, y se le hizo conocido. Siguio leyendo el nombre: si era de alguien que conocía. “Debe ser otro”, pensó, sin embargo cuando vio la fecha de nacimiento lo comprobó…era un ex-novio suyo. Me dijo: “se murió en su cumpleaños…seguro se emborrachó en una fiesta y se mató en un accidente”. Según ella yo lo conocía, y la mera verdad es que ni me acuerdo haber escuchado el nombre del idiota. Si, aún despues de muerto, puedes ser considerado idiota…muy muy muy muy idiota (muy).

El año pasado por estas fechas se murió un tío mío (cáncer en el cerebro). Duró un rato, pero no pasó de dos meses. Toda su pinche vida vivió solo y, a la hora de la hora, ni sus amigos fueron a verlo. Me identificaba un poco (y pues la verdad en algún momento si como que me inquietó terminar así), pero cuando tomé perspectiva me di cuenta que vivió como quiso y eso se respeta. Se fue de viaje a muchos paises, se dió sus lujos (vivía solo) y se tiraba, al menos, a una de sus alumnas (según se decía en el funeral)**. Tiene más merito que conformarse.

Al final, lo más dificil de ver a la muerte (para mí) ha sido tomar perspectiva. Si algo me enseñó la película Ratatouille, es que no venden perspectiva en los restaurantes. Si la pides, nadie te la trae (tienes que llevarla tú y acompañarla con vino).

Como sea, desde ese día me toco más las pelotas para ver si no tengo cáncer.

**Nota aparte, eso es algo que veo mucho contraste entre la cultura francesa y la mexicana. Los franceses que conozco lo último que les importa es quien “se mete” con quien. Eso es como algo muy privado que solo le interesa a los involucrados, por ende es socialmente mal visto que alguien tome interés en el tema. Por el contrario, en México uno ve que a medio mundo le importan detalles sexuales de las vidas ajenas (desde quienes “andan”, “deberían andar” o hasta quien engaña a quién). Lo más cabrón, es que en México se usa para juzgarte…¡siendo que es algo que solo te concierne a tí! En ese aspecto, si prefiero como es aquí. Siente uno más seguridad al saber que no hay nadie hablando a tus espaldas sobre lo que haces o no haces en tu tiempo libre, con quien se te pegue tu gana (ni especulando nada sobre las amigas con las que sales…).

Tags: , , , ,

Page y yo vimos muchas prostitutas

Posted in Tlacaélel on August 31st, 2011 at 4:41 by Tlacaélel

No me acuerdo que día de hace un par de semanas, Page y yo fuimos a ver bicicletas. En lo personal, yo ya me cansé de caer de mis zapatos a baja velocidad: esperaba encontrar algo que me permitiera precipitarme al suelo desde un par de neumáticos recubiertos de caucho y a velocidad moderada. Dado que somos intrépidos, decidimos no revisar equipo de seguridad…así es, no nos gustan los cascos. Como sea, el caso es que íbamos muy contentos por ahí cerca de la Merced cuando empezamos a notar cosas extrañas. Junto a las tiendas de bicicletas había grupos de señoras con ropa escasa, esperando no se que. Un par de minutos de reflexión, me llevaron a la frase “mmm, así que esto es una calle de prostitutas”. Y si, si era. Y no, no era algo discreto. Estaban apostadas ahí mismo, como si nada, a pleno día (porque era de día), junto a montañas de bicicletas y triciclos. Por cierto, a mi me gustó una de 6000 pesos y a Page una que se veía bien aguantadora (bicicletas, solo vimos bicicletas).

Es chistoso, algo que me impresionó fue el esfuerzo supremo de algunos tipos que iban con sus familias a comprar bicicletas infantiles o triciclos. En verdad era de admirar la cantidad de disimulo con la que fingían ser ciegos a las prostitutas. “Con permiso señora que seguramente quiere comprar bicicletas o trabaja de guardia de seguridad de esta tienda, quiero ver esos triciclos”, parecían pensar. Las mujeres nomas vigilaban a los esposos a ver si no se les escapaba alguna causal de divorcio. Los niños, pues seguro estaban acostumbrados pues no había mucha reacción de su parte. Era todo bien raro, con tantos niños, señoras y bicicletas, todo parecía como una especie de kinder gigante donde las profesoras en verdad enseñan, y donde aparte hay tacos de grasa de puerco con smog.

Como sea, yo salí de ahí con la impresión de que había hecho algo malo (aunque no compré nada y no llevaba dinero). Todo se puso más raro cuando, por azar, terminamos escuchando a un tipo (que no me acuerdo que vendía) lamentándose sobre DaVinci y sus inventos no construidos. Según él, hacía poco había visto en televisión un programa donde unos simios construían una máquina de matar, basada en diseños de DaVinci, que sí funcionaba. Su queja era que “si DaVinci se hubiera puesto a trabajar en lugar de posponerlo, la hubiera podido construir en su época…¿se imaginan? ¡y si funcionaba!”. Lástima. De los que nos perdimos. Es un hecho conocido que siempre hacen falta más máquinas de matar. Siempre. Aún más si su creación conlleva destazar fulanos. Desde hoy, dejo de posponer y me pongo a construir mi propia máquina de matar. Le voy a llamar…”soga”. Va a ser muy eficiente.

Bueno, solo quería compartir algo interesante antes de que acabara el mes.

Por cierto, desde ésta semana ya puedo decir que soy estudiante de doctorado en una universidad francesa. Es raro, hace un año no lo habría ni considerado una opción. A ver si luego pongo unas fotos o algo…a ver.

Tags: , , , ,

¡Alejate de mi novia, pervertido!

Posted in Colaboradores, If on May 23rd, 2011 at 10:13 by If

Bueno, ya tiene un buen que no escribo un post, tengo algunos apenas comenzados que al final no tienen pinta de post y luego se mueren en el camino nunca saliendo a la luz. Así que como hoy domingo tengo que estar todo el día en la oficina me voy a poner a terminar alguno y mientras escribiré éste. No recuerdo si ya escribí parte de ésta historia, no recuerdo nada lo que he escrito hasta hoy… bueno, bueno, no recuerdo ni cómo llegué a este lugar o si me puse pantalones hoy, a ver dejen veo… si, si me puse pantalones. En fin, si ya lo escribí ni modo es la forma en que se me ocurrió el post.

El otro día leyendo un comic web, me encontré con la frase: ¡aléjate de mi novia, pervertido!, ciertamente es muy graciosa en el contexto en el que lo pone el autor. Me estuve riendo muchísimo y viendo el comic una y otra vez. Después de un rato me recordó algo que pasó alguna vez con la chava que ahora se da el lujo de presumir que fué mi novia.

Ella andaba por esos tiempos con algún pobre diablo que quería casarse con ella (no, no era yo), pero ella no estaba segura de querer casarse aún, así que lo dejó y como en ese entonces me gustaba un buen la chava y se dejó seducir por mi estupidez (que a la larga fue demasiado para ella y me botó) y me dijo que sí. Entonces, resulta que como soy demasiado imbécil para muchas cosas y en esos tiempos no sabía cómo se manejaba una relación de pareja (igual que hoy) y por trabajo ella tenía que interactuar con varias personas hubo una vez en que estaba con un tipo todo idiota y yo pensé que le estaba coqueteando, pero como siempre las personas le hablan y soy muy imbécil para eso, no hice escena ni le dije nada, solo estaba deseoso de asesinarlo. Ya más tarde y con más calma le dije a la chava: “oye creo que ese tipo te estaba coqueteando”, a lo que ella contestó: “no sé”, y lo dije: “bueno”. La cosa no pasó a más y no hice más grande el asunto. Ya luego la chava me botó, por lo que a mi entender desde ese entonces lo que le suceda pasaría a ser problema del gobierno; tiempo después me la encontré (lo que era inevitable) y comenzamos a platicar un rato y en eso me recordó el incidente y me dijo: “si, en ese entonces el tipo quería conmigo y me estaba coqueteando”. Me molestó un poco saberlo, pero pues ya había pasado (o soy muy imbécil) así que pues ya no pasó nada. Hoy, la chava anda con algún otro incauto y el tipo que estaba coqueteando es amigo mío.
Lo curioso es lo que pasa con la chava, se nota triste y dice que no le va tan bien como ella quisiera; sí, alguna vez cuando aún me molestaba que me botó imaginé que me dijera eso y entonces sería gracioso para mi. Ahora que pasó, resulta que no es tan gracioso como yo lo imaginé y no me reí. Alguna vez ha pasado a la casa a beber unos tragos y conversar como si fuéramos viejos amigos… Bueno, no es cierto eso de beber, pero si conversamos cuando tenemos la oportunidad.

Eso me recuerda una historia, el otro día me encontré con un tipo que nunca fué mi amigo pero era compañero en la preparatoria. Ya platicando me comenzó a platicar lo que ha hecho y su historia fué la siguiente:

“Una vez me llamó mi amigo para que lo acompañara a dejar a su novia y ya de ahí nos fuéramos al antro. Ibamos la novia de mi amigo, mi amigo y yo, pasamos primero a la casa de mi amigo y en lo que él entró a su casa nosotros lo esperamos afuera. Yo iba chupando una Halls y en eso la chava me dice: ‘me das halls’. Yo de idiota , saco mi paquetito de pastillas y le ofrezco una y ella me dice: ‘a, yo pensé que era la última la que estabas chupando’ y entonces que nos comenzamos a besar. En eso escuchamos que la puerta de la casa de mi amigo se abre y ya nos alejamos como si nada. Entonces le digo a mi amigo: ‘a, me puedes dar los discos que te preste’ y el me dice: ‘no manches, ya llevo mucho tiempo con ellos y los quieres ahorita’ y le digo: ’si, pero me urgen un buen’ y mi amigo entra otra vez a su casa y yo me seguí besando con la chava. Ya luego la fuimos a dejar a su casa y ya de camino para el antro me dice mi amigo: ‘pinche culero, te estuviste besando con mi novia’ y le dice: ‘¿nos escuchaste?’ y su amigo le contesta: ‘no manches, pues si ya es noche ya no se escucha mucho ruido, por eso cuando salí hice mucho ruido con la puerta’ y el le dice: ‘a, ya se me hacía raro tanto ruido con tu puerta’.”

El tipo me dice que siguen siendo amigos y que su amigo se la “cobró” cuando anduvo con una chava que era su novia, yo pienso que no es lo mismo. Creo que aún siendo amigos no deberían compartir a la misma zorra, pero bueno, es mi forma de pensar.

chuck

Bueno, ahí luego.

Tags: , , , ,