Extrayendo El Veneno.

Posted in If on October 16th, 2011 at 12:46 by If

“Tuvimos que ir a Sinaloa, y ya en la noche fuimos a un table dance. Cuando ibamos entrando vimos que el diablo saliendo persignandose del lugar. Al entrar había una chava en una pista y un tipo estaba con la cara entre sus piernas, luego de un rato se la pasó a otro que hizo lo mismo, me acerqué, vi y le grité a mi compañero ‘¡Si!¡Se la está mamando!’ “.
Es la historia de un tipo que conocí ahora que llegué a Hermosillo. Por trabajo, tengo que estar aquí. Todo ha sido raro desde que salí de la casa. Era domingo y en el refrigerador solo había un litro de yogurt,medio de leche y media lechuga. Pedí un taxi, porque los amigos a los que les podía pedir que me llevaran a la central son unos méndigos y me dijeron que nel. Así que salí de casa con un litro de yogurt para todo el día. La estúpida linea de autobuses me dijo que el autobus que me llevaría al aeropuerto se había dañado y no llegaría, así que me dieron un boleto para ir a la capital del estado y de ahí salir para el aeropuerto (desgraciados) y eso que compré mi boleto como dos semanas antes… Luego en el avión me encontré a una chava que era compañera mía en la prepa y nos llevabamos, la verdad no se me da eso de hablarles a las chavas así que la evité a toda costa. Una vez hablando con un tipo acerca de eso, me dijo que quizás temo que me o le guste a la chava y me la ligue o algo, yo me reí. Bueno, el punto es que viajamos como dos horas y llegamos. Creo que me dormí o algo así que yo digo que fueron dos horas, quizás hayan sido más. Al llegar tuve que tomar un taxi hasta el hotel donde había hecho la reservación, y el chango del taxi me platicó que él es chilango, estaba trabajando de taxista en Cancún, pero llevaba una semana en Hermosillo porque se decidió a irse con una chava que parecía algo serio, así que abandonó su vida en Cancún, donde dice que se gana mejor de taxista que de licenciado en lo que sea, hay muchas extranjeras facilotas y vivía muy bien, y se lanzó a Hermosillo con una chava buenona y al tercer día lo mandó al carajo. Me comentó que aquí hay muchas mujeres buenotas, citando lo que dijo: “lo que busques: buen trasero, delgaditas, buenos senos, cara hermosa, todo junto, aquí hay”. Ironías de la vida, ahora no vengo buscando ligar. La primera semana fué de arreglar cosas, cursos y trabajo que me encargaron, así que no pude salir y solo las chavas del trabajo pude tomar como referencia. El segundo fin de semana se me ocurrió ir al cine y era cierto lo que decían. Las chavas están bien preciosas, se visten muy muy bien, se arreglan (algunas ni lo necesitan) y para donde vieras. También las señoras se conservan muy bien. Bueno, estaba parado en la fila del cine y para donde quiera que voltearas, al grado de que estaba por chorrearme la primera vez cuando ya estaba chorreandome la segunda. Dicen que el cerebro tarda tres días en adaptarse a una nueva situacion y ya a la siguiente semana fué “normal” ver mujeres guapas por todos lados. Aún así, es una barbaridad. Y dicen que hay más guapas en Sinaloa. Cierto, también hay feas y requete feas. Luego conocí a un tipo que se la pasa de table dance en table dance y ha contado algunas historias muy graciosas:
“Luego volvimos a ir a Sinaloa mi compa y yo, entramos al table dance y me dice mi compa: mira esa ‘táemela para acá’ y yo le dije: no compa aquí no, no me hizo caso, cuando me descuidé ya estaba con los pantalones abajo y la chava cabalgándolo corrí hacia él saqué a la chava y me puse a extraer el veneno” esto último lo dijo mientras hacía ademanes de estar haciendo una felación. Los que estábamos ahí nos moríamos de risa de su historia.


Y todos nos reímos.

Continuó con: “al año siguiente regresamos y como mi compa se quedó con las ganas con la chava, la buscó y le dijeron que se había muerto de sidral”. Seguimos riendo…
Tal vez piensen “¿Con qué clase de personas te relacionas ultimamente?”, pues con el mismo tipo con el que lo he hecho desde siempre, alguien como tú… con una historia que contar.
Han pasado varias otras cosas en el viaje: por ejemplo, por cuestiones de economizar estoy compartiendo departamento con una chava toda rara, buena onda pero rara. Para hacer algo diferente el jueves pasado, entré a un gimnasio y me dieron una golpiza, y se sintió bien. Me hizo recordar la película en la que Bruce Banner interpreta a Will Graham digo a un “hombre común” en Fight Club.


Batman… Digo, Bruce Banner.

Estuvo muy intenso, ahora duele pero solo cuando respiro, estoy pensando seriamente en regresar. Así que si quieren ver como me golpean ya saben a dónde ir.
Conocí a un tipo que se ganó un volvo lo vendió, no había conocido a nadie que se ganara algo bueno el Amaury una vez se ganó una memoria cuando participó en un mmm… ¿rally? y a Arturo que participó en el mismo equipo que Amaury y se ganó mmm… nada. Ese mismo tipo cuenta que no tiene idea de casarse, que una vez ya estaba bien clavado con una chava y ya estaba pensando en eso así que le dijo a la chava que ya no quería nada con ella que iba a buscar a otra, la chava lo cacheteó… ahora dice que la chava ya está casada (con otro chango), él se inscribió a un gimnasio, ahí insultó la inteligencia de una chava y el fin desemana pasado salió con ella, fueron a varios lugares, compraron cosas y todo lo pago ella. Es como el Maculy en los buenos tiempos, pronto se va a ir y la va a botar.

Maldita sea, ya se me olvidó el motivo del post… Supongo decir estupideces, y es refácil.

Bueno, ahí luego.

Tags: , , , , , ,

Ese público tan ingrato…

Posted in Colaboradores, Personal, Tlacaélel on December 17th, 2008 at 18:10 by Tlacaélel

Regresando a escribir en esta mugre, hoy quiero hablar de mi pobre interpretación de tres piezas musicales en público. El lunes de esta semana, fue día de recital en la casa de la cultura de Texcoco. La política del profesor, en cuanto a piezas a interpretar, es “sus tres de ley y las que quieran extra” (pero curiosamente nadie nunca quiere tocar más de tres). El caso es que por alguna razón que todavía no alcanzo a discernir, me pongo muy nervioso a la hora de pasar ante el público. Normalmente la riego mucho, pero en los recitales es tanto que a veces no se ni que está ocurriendo (de hecho, en esta ocasión se me olvidó el orden en que íbamos a pasar y entré tarde). En realidad, me he dado cuenta que me pongo nervioso antes de tocar hasta cuando estoy subiendo videos a la red (que conste que no he dejado de hablar de música).

Es difícil tocar como solista frente a un público. Sabes que todos te están viendo, prácticamente esperando que te equivoques (y en mi caso, no esperan mucho). Es otro de esos eventos a donde te sigue el payaso. Esa presentación me recordó el asunto “Mariano Osorio” (el cual se menciona en el primer comentario del post anterior). Lo que voy a contar, ocurrió ya hace mas de un año…

En noviembre del año pasado, me pidio el profesor Julián Castruita que participara en el interpolitécnico de lectura en voz alta. Ese año, le tocaba a la ESCOM ser sede y no había tantos participantes locales como hubieran querido en el departamento de extensión a la cultura (lo que no era bueno para el negocio). Aparentemente necesitábamos hacer un “buen papel” y, sin participantes, no iba a haber ni mal papel. La cosa es que al Lic. Torrijos se le ocurrió decir “pues que vayan de los talleres”, y como yo estaba en el taller de literatura tenía la obligación moral de ir (ademas era en la escuela, no podía ni decir que estaba muy lejos).

Yo la verdad fui muy a desgano, me habían avisado a última hora y ademas estábamos ocupados trabajando en el Trabajo Terminal (en ese tiempo ya, porque se acercaba la primera presentación) y no tenía nada de ganas. Por mala suerte para mi, el evento fue cambiado para despues de la presentación de TT y tampoco pude usar esa excusa.

Finalmente, llegó el día. Elegí para la primera ronda del concurso un fragmento de “Vivir para contarla” del Gabo, que por esos días acababa de terminar de leer. Leí, acabe en el tiempo exacto y todo pero la verdad no me sentí nada seguro. Como sea, pude llegar a la ronda final (nomas eran dos). En la segunda ronda teníamos que leer un texto al azar que nunca habíamos leído (al menos eso pretendían con ponerlo al azar), y posteriormente elegir a los ganadores. Me tocó un cuento de Kafka (cumplia con su objetivo, nunca lo había leído) y pasó sin mayor problema. Cuando acabó la ronda estaba seguro de que andaba por el tercer lugar, pero cuando salimos para que los jueces deliberaran varias personas se me acercaron para decirme “es tuyo, ya ganaste”, o “no puede ganar nadie más”, etc. A mi en lo personal me pareció mejor la lectura de otra chava (también de ESCOM), que pensé que iba por el primero. Llegó la premiación y quedé en segundo lugar, en primero un mono de ESCA y en tercero la otra ex-compañera que acabo de mencionar.

Pero, ¿por qué es el asunto Mariano Osorio? Eso vino despues. Posterior al concurso, otro día, estaba en el departamento de extensión a la cultura con el profesor Julian y el licenciado Torrijos. Presentes, pero hablando por su lado, estaban tambien la psycholoca y la vieja (la perra, diría el Lovesan) del servicio médico. Estábamos comentando del concurso (básicamente, me preguntó el profesor Julian “¿Cómo viste el evento?” o algo así), y al licenciado se le ocurrió decir “yo pensé que tu ibas a ganar, todos pensábamos que tu ibas a ganar”. En ese momento, no se porqué, la del servicio médico se dió por aludida, se me quedó viendo y respondió: “no, pero es que el que ganó tenía la voz como Mariano Osorio”. Poco le faltó para decir “y ese primate de ahí parece que habla con el trasero”. En mi cabeza pensé “pinche vieja”, porque cuando uno se está desangrando ella ni esta en su lugar (de hecho ahora que lo pienso, en ese momento no estába en su lugar), pero para aventar mordidas hasta se aparece donde no la necesitan. Por cosas como esa, digo que el público es ingrato.

Bueno, eso es todo por hoy. Ya complací al que pidió la anecdota de Mariano Osorio. Dejo una foto de mi en el concurso.

Arturo leyendo

Tags: , ,