Dime lo que ves y te diré quien eres

Posted in Colaboradores, Personal, Tlacaélel on September 30th, 2010 at 3:32 by Tlacaélel

Bueno, pasando a cosas más alegres.

Así como hice la lista de mis 10 canciones preferidas, pongo a consideración del público la correspondiente lista de películas. La verdad de ésto casi no se, no tengo buen gusto para el cine, pero pues a ver que sale.

El orden aquí puesto no es representativo, solo se que son mis 10 favoritas y no sabría poner a ninguna sobre otra (al menos no de forma consistente).

Tambien, procuraré mantener los spoilers al mínimo.

1. Hot Fuzz

Como ya lo mencioné hace poco, Hot Fuzz me parece una excelente película. Es un filme orientado a la acción/comedia, que hace a su vez decenas de referencias y homenajes a otras películas de acción.

El argumento, es simple: Nicholas Angel es tan buen policía en Londres que hace que todo el departamento se vea mal, por lo cual es ascendido y enviado a trabajar a la villa rural con la tasa de criminalidad más baja en el Reino Unido. Es entonces cuando empiezan a ocurrir “accidentes” en el pueblo y la trama se comienza a hacer interesante. Claro, todo ésto en medio de un montón de humor negro y referencias a otras películas (es bien rifada la referencia a Shaun of the Dead, que la neta si me hizo sonreir).

2. Twelve Monkeys

Bruce Willis, un convicto en un futuro post-apocalíptico, viaja al pasado para impedir ese futuro (sorpresa, sorpresa, el argumento principal es una paradoja). Me gustó la forma en que la película trata la propia psique del protagonista, la convierte en una especie de thriller psicológico con muchas referencias al viaje en el tiempo. El final, aunque un poco predecible, es excelente.

La película de viaje en el tiempo por excelencia (que no involucre al complejo de Edipo del protagonista).

Ademas, el tema principal es una variación de la Suite Punta del Este de Astor Piazzola.

2.5 Back To The Future

Bueno, bueno, también esa otra…maldito seas If.

3. Coraline

Si algo me gustó de Coraline es la fotografía. Si algo amé, fué la música.

En resumen, Coraline es la historia de una niña que no recibe toda la atención que quiere en su hogar y es tentada a escapar a un mundo paralelo donde todo parece ser perfecto (claro, no lo es). Eventualmente, aprende a apreciar lo que tiene (que es más de lo que imaginaba).

La película es tan cálida y tan fría, que en mi cabeza es algo así como jugar un juego que no puedes perder. En definitiva, son los contrastes entre los colores y el soundtrack los que cuentan las partes más importantes de la historia. Creo que un buen adjetivo para describir ese trabajo, es “delicado”.

4. Terminator (I & II, las únicas que existen)

Me gusta porque trata de un robot asesino, que viaja en el tiempo para asesinar. Si, así soy de simple. Si montara un T-Rex, sería más feliz aún.

Bueno, no creo necesitar reseña para Terminator. Lo que no me gustó de la II es que nadie mató a tiros a Edward Furlong, que escena tras escena te hacía desear su muerte con su actitud pasada de imbécil. Está bien, no digo que yo no usaría mi Terminator para golpear personas aleatorias en la calle…pero yo no soy John Connor.

5. Toy Story (1 y 2)

Toy Story trata, básicamente, del drama de los juguetes por permanecer número uno en el corazón de Andy, su magnánimo amo y señor (que es un niño, lo que no concuerda con “magnánimo”).

Pues siempre me gustó Toy Story. A lo mejor es porque en esos tiempos estaba chavo y me latían los juguetes, no lo se. La cosa es que, según recuerdo, obligué a madre a que me llevara varias veces a verla al cine. La parte cuando Buzz se pone todo loco, sigue siendo chistosa.

Ya alguna vez lo comenté con Page, Toy Story 3 si me gustó pero siento que depreda en la nostalgia. Creo que sin las anteriores, no pesaría lo mismo que pesa para los que las vimos. Digan lo que digan, considero que las otras dos se soportan sobre su propio peso de forma tan elegante que en realidad no se necesitan pero, a la vez, se complementan. Es una de esas ocasiones en las que “el todo es mayor a la suma de sus partes”, como diría Steve Jobs.

6. Ratatouille

Ratatouille, es la historia de una rata que quiere ser chef.

Ratatouille, ¿pues como no me va a gustar? ¡Remy es un rata! ¡Y es azul! ¡Es bien chido! ¿Qué más hay que decir?. Ademas es muy, muy, muy graciosa la escena cuando las ratas amagan al inspector de plagas. Tiene muchos buenos momentos. Lo que si, es que siento que Lingüini no merece nada de lo que tiene (ni a Remy, ni novia, ni riqueza). Su mayor aspiración, ¡era lavar platos! Lo que compensa, es que Remy cumple sus sueños…y es azul.

7. Big Fish

En Big Fish, Ed Bloom intenta conocer un poco más de su padre (que está muriendo), quien es aficionado a contar historias fantásticas entrelazadas con historias sacadas de su propia vida.

Big Fish es una película emotiva e imaginativa. Cada historia, cuenta una pintura de lo maravilloso que es el mundo y de lo mágica que fue la vida para el padre. No se que mas decir, simplemente me gustó.

8. El cadaver de la novia

En el cadaver de la novia, un tipo indeciso en un mundo victoriano termina casado con un cadaver y, en el camino, se hace hombre (cantando como una nena). Como ya dije, soy simple. Me gustan los colores, la música y aparentemente tengo cierta debilidad por el romanticismo.

9. Donnie Darko

Donnie Darko es uno de esos accidentes afortunados. Donnie, tiene un montón de visiones misteriosas que le indican que el fin está cerca. La película transcurre en una especie de esquizofrenia donde no se puede delimitar la realidad, y termina con la afirmación de una existencia paralela basada en las acciones de Donnie. Al final, cuando por fín lo comprende todo, es él quien decide que hacer de su futuro. Acepta su destino para salvar el de su novia.

10. El laberinto del fauno

Ofelia, la protagonista, es una niña que habita entre el realismo mágico y la fantasía durante la guerra civil española. Le quiere probar a un fauno que ella es la reencarnación de la princesa perdida del mundo de las hadas.

El final es verdaderamente magistral.

11. Lluvia de Hamburguesas

Ésta película está bien rifada. Es de como Flint Lockwood, siguiendo sus sueños y después de muchos fracasos, inventa una máquina para hacer comida. A mi me dan risa muchas escenas…bueno, y el mono Steve.

12. The Green Mile

La mención especial es la adaptación al cine de la novela homónima de Stephen King. Al pabellon de la muerte en una carcel en los Estados Unidos, llega el preso John Coffey. Éste no solo es inocente sino que tiene una enorme nobleza en el corazón, tal que solo palidece frente a la serie de milagros que invoca desde que llega hasta que es ejecutado (ante la impotencia de los guardias, que terminan queriéndolo como un amigo).

En fin, eso es todo. Como se habrán dado cuenta, yo no sirvo para describir películas. Solo se que me gustan porque me transmiten algo, despiertan algo en mi interior…ni se bien que.

Lo interesante mientras hacía ésta lista, es que no fue sino hasta que la leí completa cuando me di cuenta de que existen como puntos en común entre todas las películas. Al menos en eso si soy consistente.

Tags:

La realidad asoma su fea cabeza

Posted in Colaboradores, Personal, Tlacaélel on September 27th, 2010 at 1:06 by Tlacaélel

Advertencia. Éste post la verdad si es muy personal. Tenía preparado otro más genérico, pero éste tiene que salir. Siento que lo debo.

El pasado post de If me recordó una historia que me sucedió a mí en el mismo rubro. La verdad yo no me siento en confianza rápidamente y prácticamente nunca hablo nada de nada de ésto con nadie (mucho menos publicarlo). Alguna vez me dijeron que soy bien ranchero, porque no solo no me es fácil integrarme en ningún grupo sino que me da como vergüenza hablar de cosas que considero fuera del límite (para mi, el amor y el sufrimiento son cosas muy íntimas como para dejarlas salir a lo imbécil). A pesar de ello, y en solidaridad con If, hoy decidí escribirlo. Así a lo mejor expío mis pecados por las estupideces que le dije (como lo de que le preguntara a su ex-novia cuando todavía era su novia el porque le gustaban los imbéciles). Ojo para los que me conocen, nadie me pregunte “¿hablas de tal persona?”. No, no hablo de nadie que conozcan. Ésta es la primera vez que hablo de éso, es algo inédito. Nadie mas que los involucrados lo sabemos. Ni siquiera lo he escrito en mi diario*, así que no es de nadie que tengan en mente.

La cosa empezó bastante inocente. Yo, como habitualmente, tengo actividades extracurriculares en la tarde (es una costumbre que llevo aplicando desde el cuarto semestre de la licenciatura, i.e., desde hace como 5 años) muy cerca de mi casa en cierto pueblo. El caso es que empecé a hablarle a una compañera, sin nada en mente. De hecho, la primera vez que le hablé lo hice porque íbamos en la misma ruta hacia nuestras respectivas casas y se me hacía tonto no hacerlo si nos veíamos tan seguido (era compañera en el mismo taller que estaba tomando). Lo curioso, es que resultó ser una persona tan agradable para mí que, un día, hice mi pendejada…

Como dije, al principio no era más que una compañera. Yo no sentía ni amistad ni nada por ella, hablábamos por cortesía (si se puede decir eso). Fue repentino el darme cuenta de que ya la consideraba mi amiga. Me di color la primera vez que me quedé acompañándola hasta que se fue. Antes de eso siempre me había largado más rápido (el camión que va para su casa tarda un buen en pasar), porque la verdad me valía pistola y no tengo tacto con las mujeres (ni con nadie). No se porqué, pero generalmente si decido esperar con alguien es que lo considero(a) mi amigo(a). Ésto lo pueden testificar varios de ellos: si no se han ido, se me hace como mala onda irme yo y abandonarlos. En mi caso ese parece ser como el indicador más claro de que soy amigo de alguien. La cosa es que fue tan natural que ni me di cuenta de cuando pasó. De hecho, me causó mucha sorpresa cuando reflexioné sobre el asunto. Ahora que lo pienso, a partir de ese momento decidí que no iba a dejar que ella estuviera esperando sola…eso no es de amigos. La cosa es que fue ahí donde se asomo el buen e imbécil Arturo que todos conocen a complicarse con su propia inmadurez.

%% Divagación larga e innecesaria que pueden saltarse %%

Para mi, la belleza es pragmática. Por eso me gusta tanto el concepto de “In Xochitl in Cuicatl”, aunque la verdad yo practico otro dogma estético un poco más extremista. Yo creo que no existe nada bello per se. Tengo la absoluta certeza de que lo único que puedes considerar bello, es lo que amas. Creo que mientras más amas una cosa, o a una persona, más bella es para tí. Por ejemplo, ya he mencionado que amo regresar a casa en las noches, contemplando la luna llena en un cielo despejado, escuchando como paso a paso se diluye cada instante. Amo poder ver al cielo y las estrellas, amo escuchar los sonidos lejanos que interrumpen el silencio aparente. Se que amo la música, tanto interpretarla como escucharla. No puedo imaginar, no quiero, un mundo donde no pueda cerrar los ojos y entregarme a disfrutar, en toda su expresión, la más pura y sincera de las canciones. Para mi todo eso es tan bello que vale la pena dar la existencia para conservarlo. Lo mismo, yo pensaba, debía ser el amor por otra persona. Amarla tanto que se convirtiera en la persona más bella del mundo. Maldita sea, creo que pienso como imaginaba Goethe a Werther si éste fuera un sucio hippie.

En fin, el párrafo anterior da una pista de mi retorcido sentido del amor. Aunque les sorprenda y todos digan que nací sin alma ni sentimientos, yo se que en mi juventud era ingenuo. La cosa es que me empecé a dar cuenta de que ella se me hacía bonita. No se porque no me preocupé en ese instante, si al principio ni siquiera me había puesto a meditar sobre el asunto. Como siempre, el romanticismo es una trampa y uno cae rápidamente en ella si no te sabes cuidar. Y es que ella es muy buena amiga. No solo podía hablar con ella de muchas cosas que teníamos en común sino que, lo más raro, me sentía cómodo. No se porqué desde el principio me cayo bien ni porqué le tuve tanta confianza tan rápido. Ese no soy yo, yo soy bien pinche ranchero. Conozco personas de años que no les tengo tanta confianza como la tuve con ella en semanas. Eso lo que llamó la atención del Arturo que hace romanticismo literario.

%% Fin de la divagación larga que pueden saltarse %%

Se liberó la criatura, sin albur. Me pregunté, “¿Por qué está pasando esto?”. Cuando te haces esa pregunta, generalmente ya es tarde. Era obvio que ya me sentía atraído a ella, en algún grado. Si algo he aprendido en la vida (que me haya quedado suficientemente claro), es que debes ser sincero con lo que sientes y con quien eres. Más aún, debes tener el valor para enfrentarlo. Si no lo haces, te va mal. No obtienes lo que quieres y vives a medias. Está bien, reconozco que no siempre lo aplico, pero en esa ocasión resolví aceptar que estaba sintiendo algo distinto y me arriesgué a intentar algo. Lo que quería evitar era especular. La incertidumbre, es lo peor. Decidí preguntar directamente, antes de empezar a armar un sinfín de teorías idiotas en mi cerebro y dejar que cualquier sentimiento creciera. Si ponía las cosas claras de una vez, me iba a ahorrar sufrimientos posteriores.

La idea era decirle que empezaba a sentir algo por ella. Ni se lo que esperaba, solo quería sacarlo de mi sistema y que quedara claro para ambos. Es obvio que no salió bien. ¿Ya dije que soy bien pinche ranchero? Me puse nervioso y terminé balbuceando una pregunta invertida. Le pregunté si ella sentía algo por mi. Vamos, está de más decir que ni siquiera lo pensó. Ni pinche sentido común tengo. Yo mismo sabía que, lo que se me hacía raro, ¡era raro! Despues de que me dejó muy claro el asunto (imaginen flecha tras flecha clavándose en mi cuerpo como en los animes cuando les dicen sus verdades), vino el silencio incómodo y se fue. No hubo dudas, no hubo especulación. Desapareció la incertidumbre…pero la verdad si me dolió. Contra toda probabilidad, hubo una pequeñita sensación de vacio (aparentemente esos sentimientos eran mayores de lo esperado). Con todo, no me sentí tan mal. Ya que sabes donde estas parado, puedes decidir hacia que lado virar. Yo, decidí que no puedo forzar a nadie a quererme y no volví a tocar el tema. De hecho, le prometí que nunca volvería a hablar con ella sobre eso y me prometí a mi mismo cumplir esa promesa, costara lo que me costara…no había razón para volver a mencionarlo e incomodarnos a ambos.

Al menos en éste caso, no me arrepentí ni me avergoncé posteriormente por sentir lo que sentí (solo por ponerme nervioso que es, como dicen en mi pueblo, lo que me patea las bolas). A fin de cuentas no fue nada planeado, solo surgió e hice lo que pude por resolverlo lo más pronto posible. Torpemente, pero lo resolví y aprendí algo. De hecho, muchas cosas.

Lo que quiero decir con todo ésto, es que no todas las historias de triunfo tienen final feliz (a diferencia de los masajes de la calle Sullivan en la ciudad de México). Aunque If no lo crea, el sufrimiento es parte de estar vivo y creo que su historia si es de triunfo. Yo se que él tiene más valor que yo para muchas cosas, entre ellas ésto de las mujeres. Mi historia es más patética, más simple, más llana y más inmadura, y sin embargo creo que al menos me sirvió para gritarle al mundo “¡sigo vivo!”. Su historia es mucho mejor, y grita más fuerte.

Lo único que si es como triste saber, es que a nadie le gustan los imbéciles…

*Creo necesario señalar el sarcasmo en el asunto del diario.

Tags: , , , , ,

Frases directo desde la cultura pop

Posted in Colaboradores, Personal, Tlacaélel on September 25th, 2010 at 13:56 by Tlacaélel

Tengo un archivo de frases. Cada vez que escucho o leo una frase que me da suficiente risa en alguna película, serie o sitio web, la escribo en el archivo de frases. El archivo tiene dos años y es muy divertido abrirlo para escribir otra frase. Invariablemente, termino leyendo algunas y riéndome. Hoy escribí una que escuché en la última temporada de The IT Crowd:

Women are a kind of savage animal who men have civilized with their insatiable sexuality (las mujeres son una especie de animal salvaje a quienes los hombres han civilizado con su sexualidad insaciable).

Douglas Reynholm. Recibió el shithead award del año al decirla (y otras) durante una entrevista hecha por feministas. (The IT Crowd)

Si, hay más.

I hope it doesn’t sound arrogant when I say that I am the greatest man in the world (Espero que no suene arrogante cuando diga que soy el hombre más formidable del mundo).

Denholm Reynholm (The IT Crowd)

But baby, you never showed me your surprise! (¡Espera nena, no me has enseñado tu sorpresita!).

Zapp Brannigan a su cita transexual (Futurama)

Oh, and speaking of sucking on your neck, want to go to a movie later? (Oh, y hablando de succionar tu cuello, ¿no quieres ir al cine despues?)

Fry a Leela (Futurama)

War is upon you! Prepare to suck the cock of karma! (¡La guerra está sobre ustedes! ¡Preparense a chupar el pito del karma!).

Ken (Pineapple Express)

Which one of the two cities has the most whores?…just so we know to stay away from that one especially. (¿Cuál de las dos ciudades tiene más prostitutas?…solo para saber especialmente de cual alejarnos.)

Oh & Zed (Year One)

My cat’s breath smells like cat food. (El aliento de mi gato huele a comida de gato.)

Ralph (The Simpsons)

…if life has taught me one lesson repeatedly, it’s to know when I’m beaten. (…si la vida me ha dado una lección repetidamente, es saber cuando estoy vencido).

Skinner (The Simpsons)

Man! Why is everyone mistaking me for some loser who just got dumped by his celebrity girlfriend? (¿Por qué todo mundo me está confundiendo con un perdedor al cual lo acaba de abandonar su novia famosa?)

Gonard, momentos antes de ser abandonado por su novia famosa (Kappa Mikey)

I’m a quitter. I come from a long line of quitters. It’s amazing I’m here at all. (Soy un desertor. Vengo de una larga linea de desertores. De hecho, es soprendente que siga aquí.)

Bernard Black, queriendo huir para no enseñar a leer a un mafioso (Black Books)

Tags: