Siempre he sido así de imbécil

Posted in Colaboradores, Personal, Reflexiones, Tlacaélel on July 29th, 2010 at 6:17 by Tlacaélel

El otro día hablando con un conocido, un chavo que apenas va a salir de preparatoria, surgió una plática imprevista sobre “sabores” (quiere estudiar para ser chef). El tipo dijo algo bien raro, literalmente “los gansitos eran diferentes cuando era chico, hace 6 años probabas un gansito y sabia mucho mejor que ahora”. A mi eso me dió mucha risa, y sin pensarlo dije “no manches estás bien chavo, según yo los gansitos sabian mejor hace 15 años”. Cuando me di cuenta de lo que dije ya era tarde, ya había escupido al cielo. Estoy bien pinche viejo.

Como ya se habrán dado cuenta, ésta cosa se ha empezado a convertir en el canal que mantiene al mundo informado de las crisis existenciales de los autores. La mía empezó cuando superé la edad de Eikichi en Great Teacher Onizuka (GTO). Cuando compré el primer tomo de ese manga, yo tenía apenas 18 años. Uno lo leía y se veían medio lejos los 22 años. Ahora que ya voy a la mitad de los 23, ya no se ni que pex. Es como el capítulo de los Simpson cuando Marge le pregunta a Homero, retóricamente, si se imaginaba la vida rutinaria y aburrida que llevan. Homero responde “no pensé que fuera a vivir tanto”. Pues así me está pareciendo. Cuando está uno chavo, te imaginas “cuando tenga 25 años voy a ser como Indiana Jones, pero en hombre”. Hoy que veo que Harrison Ford está a una segunda opinion de ser conectado a un respirador artificial, me invade el pánico (”¡noooooo!, hasta Indiana Jones terminará usando pañales”). Lo peor es que todos esos remakes, tan populares en ésta década, de peliculas de los ‘80 no ayudan a nadie. Nomas sirven para recordarle a uno que el señor Miyagui está muerto, que Rambo/Rocky es una deformidad con patas y que John Connor terminó por ser un perdedor en lugar de una leyenda. Lo peor es que el T-800 es hoy gobernador de California. Ahora, mata a sus enemigos con políticas derechistas. Solo falta un remake de “Volver al Futuro” para recordarnos que Marty McFly tiene parkinson y no puede ni ir a orinar sin estimularse involuntariamente.

En un afán de contrarrestar toda ésta carga y encontrar alguna suerte de equilibrio interno que me permita funcionar por los siguientes 6-7 años, me he puesto a pensar sobre lo que debo cambiar en mi vida. Los budistas predican que uno puede alejarse del sufrimiento y, eventualmente, liberarse del samsara mediante el ascetismo. Creo que se obtiene un resultado similar desechando toda empatía y eliminando cualquier esperanza o sueño. De hecho, debe ser exactamente igual. Parece una solución viable. Ni siquiera necesito llevar una vida ascética en estos tiempos. Con ponerme a trabajar en la industria (maquila) mexicana de software igual y logro convertirme en un objeto. La otra es dar el salto a asesino despiadado que no le importa nada (si, ni el dinero). Ambos son objetivos fáciles de lograr en México, aparentemente, y son caminos aceptables para despojarme de lo que me queda de humanidad (que no es tanto, la verdad). Pero no se, no me late tanto convertirme en una masa descerebrada (más). Al menos no aún.

If y yo, en un peculiar intercambio de correos discutiendo el tema, concordamos en que los cambios radicales siempre te distraen de nimiedades como esa. Entonces, le planteé a If la posibilidad de conseguir unas novias (en nuestro caso, eso es un cambio radical). Después de golpearnos mutuamente con chistes imbéciles tales como “pues donde las venden”, “quiero la mía sin catsup” o “seguro tú la quieres con mucho chile” (son conversaciones que conllevan un alto grado de madurez), me preguntó el chavo “¿pues cuál es tu plan?”. Pues el plan de siempre, no hacer nada y esperar que todo se arregle solo. Hasta el momento no ha fallado (aunque sigo esperando). Es como un amigo de la preparatoria decía: “yo nomas espero a que lleguen mis poderes”. Su argumento era que, si había justicia en el universo, iba a pasarle como en las películas orientadas a la juventud. En éstas, el perdedor siempre consigue poderes de algún tipo (no solo sobrenaturales) o consigue una novia por la que la mayoría de los hombres vendería a su familia entera. De hecho, casi siempre obtiene ambos (lo menos). Como sea, ese sigue siendo el plan.

Haciendo una reflexión final, todo está en mi cabeza. Ahora que lo pienso, creo que he tenido esa conversación desde siempre (con todo y los chistes imbéciles). Se que he escrito éste post varias veces, con diferentes palabras y bajo diferentes nombres. Se que los planes son parecidos y la estrategia es la misma. Siempre. Sin excepción. Tambien se que, eventualmente, terminaré por decir “pues ya, mueranse todos” y me evadiré con alguno de tantos recursos multimedia que existen en la actualidad. Cada vez más viejo pero igual de imbécil.

Pues ya, mueranse todos.

Tags: , ,

No Siempre Fuí Tan Imbécil

Posted in Colaboradores, If on July 12th, 2010 at 12:00 by If

Curiosamente hace tiempo un periódico trajo a una persona, y no fué que viera un periódico amarillista o algo así.
No, leía yo el periódico en la sección de sociales buscando los chistes o caricaturas o algo para distraer mi mente cuando repentinamente llegó a mi una imagen que me refrescó la memoria.
Yo me quedé frio, como si hubiese tocado nitrógeno líquido. La foto de la primera chica que me gustó estaba en la primera plana (de esa sección). Al lado, su mejor amiga que (supongo) aún lo es y que también conocí.
Es cierto recuerdo poco antes de los 13 años, y una de las cosas que recuerdo es a ella… Irónico, ella a mi no creo que me recuerde.
A veces pienso que olvido porque mi mente bloquea los buenos recuerdos. Otras que ya guardé los mejores sueños de la vida en el pasado lejano, y he olvidado el lugar donde los puse.
Pero entonces, súbitamente llega el recuerdo de la última chava que me ha gustado, en buen plan. Y es que mi nombre en sus labios se escucha tan bien que calla las voces dentro de mi cabeza que me despiertan a mitad de la noche.
Bueno se terminó la parte de “querido diario”, volviendo a la (maldita) realidad, el otro día mientras regresaba al basurero que llamo casa y pensaba en cuántas chavas “decentes” hay en el lugar donde trabajo me di cuenta que solamente hay dos.
A veces uso el calificativo “decente” en las mujeres que se ven bien… bueno que, desde mi punto de vista, tienen buen cuerpo, como diría cierto tipo (que no soy yo) “una chava que está bueníiiisima pero nada más para la maldad”.
De una ya había platicado previamente en el post “El día que me chorreé… de nuevo”. Nada más de recordar que tiene buen cuerpo…

Pausa para ir al baño.

La otra está en general bien, lo interesante aparece cuando se da la vuelta. Ella sabe de su mayor cualidad y la muestra con pantalones unos entallados que…

Pausa para ir al baño…

¿En qué estaba?  A, si la chava…

Otra pausa para ir al baño.

Pero bueno, no le hablo a ninguna de ellas más que de trabajo. Y de hecho me he vuelto un poco más (si, es posible) misógino. Quizás el mono arturo sea misógino, pero es demasiado (gay)… bueno, demasiado gay para decir las cosas misóginas durante una conversación con mujeres.
Mmm… Aunque también puede que yo sea más imbécil que el mono Arturo y por eso diga las estupideces que digo frente a las mujeres. Mmm… Naaa, el mono Arturo es gay(no encontré otra palabra que lo describiera mejor).
Por ejemplo las útlimas conversaciones (de cosas que no tienen que ver con trabajo) con chavas que he tenido son medio curiosas.
Bien, la primera ocurrió cuando por causas de trabajo tuve que ir una estación de radio por Internet.
Ahí estaba yo cuando el tipo que con el que estaba platicando me dice:
Tipo: ¿por qué no pasas a cabina?, ahorita le toca estar a Sofía.
If: No, ¿para qué?
Tipo: Pues ahí hacen plática, ella es muy conversadora.
If: No, gracias.
Tipo: si, mira, ahorita la llamo y le digo que te pase.
If: No.
Tipo: sofía, Sofía.
En eso llega la tal sofía.
Sofía: Mande.
Tipo: Mira, te presento a “If”. Pásalo a cabina a que hable ahí en la radio.
Sofía: A, si claro.
If: No gracias.
Tipo: Convéncelo.
Sofía: Ven, entra a la cabina.
If: No gracias.
Sofía: Bueno, gracias.
If: no hay de qué.
Tipo: Uuuuuy, la desprecias.
Sofía: Gracias… por el desprecio.
If: No hay de qué, cuando quieras.

Dicho esto, abandoné el lugar sin decir más. Y es que la chava no me merecía. Bueno, bueno, no me gustó la chava.
La segunda fué con mi amiga que está viviendo en Monterrey, me estaba platicando los víveres estaban escaseando por allá porque el huracán los tomó por sorpresa, bueno, la conversación fué más o menos así:
Amiga: nos estamos quedando sin víveres porque el huracán nos tomó por sorpresa y no hemos podido salir en dos días.
Zoquete (Yo): Caray, ¿entonces les llegó así de repente?
Amiga: sip
Zoquete: ¿sin avisar?
Amiga: sip
Zoquete: jaja, como la primera menstruación a una mujer.
Amiga: ????
Zoquete: Espera, dejo de reírme y te explico.
Zoquete(Mucha risa después): Mejor continua platicandome.
Amiga: si, no fue nada padre.
Zoquete: espera que mi comentario vuelve a aplicar y me río de nuevo. “Como la primera menstruación”.

Yo me seguí riendo, y considero que se molestó, porque no volvió a decirme algo.
Me sigo riendo, cuando me acuerdo de mi estupidez… Quizás no debería reírme… Pero bueno.
Carajo, ya perdí la idea inicial del post, pero supongo que era demostrar que cada post que he escrito hasta hoy, en este blog y en el pasado, es una prueba a mi favor de que soy un zoquete y que estoy bien imbécil. Pero seamos sinceros, los que me conocen, no necestian tantas pruebas.

Maldita sea.

Tags: , ,

No es que me espante, pero ya voy a colgar…

Posted in Colaboradores, Personal, Tlacaélel on July 1st, 2010 at 10:01 by Tlacaélel

Me enteré recientemente de una práctica muy común alrededor del mundo. Muchas personas (lease geeks), juegan a buscar frases incompletas en el Big Brother, esperando que éste les regrese una barbaridad (basada en las principales búsquedas que hacen los usuarios). Despues de escandalizarme y quejarme de semejante práctica inútil, me dije a mi mismo “bueno, ya” y me dediqué un rato a escribir frases en la página principal del sitio para ver que salía.

Primero escribí “Google me”, que fué lo primero que se me “ocurrió” (por ocurrió quiero decir que lo leí en un feed de noticias tecnológicas que tengo en el Reader).

Google me la pela

Google me la pela…lo que oyeron.

“Así que las personas se llevan demasiado bien con Google”, pensé. Pero, ¿no es anti-higiénico que Google te toque? A todo esto, ¿qué es Google? Decidí introducir “Google es”, para salir de dudas.

¿Google es Skynet?

Google es Skynet

En lo personal, no me sorprende que las personas crean que Google es Skynet, lo que me sorprende es que le pregunten si es Skynet.

Pronto me aburrí y fuí a cosas más globales. Empecé a buscar adjetivos, verbos y otros.

Donde he de comprar...

¿Donde comprar material para delinquir?

Mmm, que interesante. Así que los programas para evitar las adicciones no sirven de nada…en fín. A partir de aquí, por alguna razón la mayoría de las inquietudes de las personas que visitan Google parecen ser sexuales.

¿Qué es eso?

¿Donde no?

Eso es como preguntar donde hay un donkey show en Tijuana.

¿Cuánto mide quien?

Nueve meses

Esa última es bastante inquietante. La pregunta sobre embarazo me hace dudar de la calidad de la educación sexual en México (y en latinoamérica, en general)…pero la cosa no es tan grave, ¿o si?.

Los senos se chupan

Si, es malisimo. Los bebes por eso usan una máquina para sacar la leche (para no dañar al animal).

Tú no eres normal

Ya no se que es normal…

¡Diantres! La gente está pidiendo la educación sexual a gritos.

Pues casi todos lo hacen...

Si

Es muy común que animales embaracen mujeres. Mínimo conozco a uno que lo logró…no que sea algo para estar orgulloso.

Un perro te puede violar

Medía 1.5m y su dueño le llamaba “burro”.

WTF! ¿Qué chingados pasa con el mundo? Mejor que se cuiden de un embarazo no deseado, no vaya a ser que…

¿Puede?

Si

Con razon los reggaetoneros mas que hablar, ladran.

Ya estaba yo algo traumado, pero seguí metiendo sustantivos a lo güey (no tenía sueño aún).

Un profesor violador

Es como el tio de un amigo

Tu doctor

Mal, mal amigo

Demasiada violación. Es como ir a Disneyland, donde medio mundo anda sin pantalones.

Pato sin pantalones

Nunca confies en un pato sin pantalones que te sonrie…especialmente si se sigue quitando la ropa (y está con todos sus amigos).

Edípico

Me quiero arrancar los ojos.

Hasta la niniera

¿La niñera?

Ese último no lo creía, hasta que fuí desmentido por Hollywood.

¡No te quedes dormido!

“¿Con quién dejamos a los niños? La lista de candidatos se reduce a una tal Julie Andrews…y a un ofensor sexual.”

Ay, güey. Nomas ver ésas frases te deja marcado de por vida. No me sorprende que por momentos tuviera el deseo de salir y matar a todos…empezando por mí.

Mi cordura se estaba derrumbando cuando surgió algo muy chistoso que me hizo reir mucho, pero mucho, por lo inesperado despues de tanta tragedia.

Mi amigo se llama billetin

*guiño*

¡La marca de los Simpson! ¡Y no quedó ahí!

Salvame superman

O mi favorita personal…

Vade retro satanas

Bueno, bueno, esa la forcé…pero es que la frase es bien rifada. Luego vinieron dos muy peculiares (si, aún más).

Llorar sangre

¡Ya se cómo! Ya sea con un clásico maratón de Starcraft, o…

No dormir

(es muy parecido a no dormir)

Si el que buscó eso no logró dormir con los ojos abiertos, seguro si logró llorar sangre. Creo que leer la siguiente toma de pantalla también provoca que salga sangre por los ojos.

No quiero saber

Aquí mejor resalté lo menos enfermo.

No se porqué, pero tengo la impresión de que muchas de esas preguntas las pudieron haber formulado mis amigos.

Bueno ya es todo. Debo ir a lavarme. Me siento sucio.

Tags: , , ,