El Dia Que Me Chorreé… De Nuevo

Posted in Colaboradores, If on May 1st, 2010 at 23:03 by If

Maldita sea.

Estaba yo ya acostumbrado a ver a personas mmm… bueno, mujeres feas y muy esporadicamente una que otra de buen ver, pero rara la vez. No me había percatado de ello hasta la semana pasada que llegó una nueva chica a la oficina. Yo estaba en lo mío (deseando estar muerto) cuando me presentaron a la chava. La situación desde un principio fué extraña. La jefa de personal y dijo: ven un momento mira es la nueva asistente del Superintendente, te presento a… justo en ese momento dejé de escuchar lo que decía y me concentré en la chava: “No sabía ni su nombre y ya le había puesto casa en la playa y coche”. También pensé: “¡Yo la vi primero!”; o “Ella va a ser mi…”  mas justo antes de terminar de hilar esa idea llegaron a mi mente las otras tantas veces que llegué a pasar por situaiones parecidas y la regla que dice que si una mujer me gusta tiene novio, novia, es casada, tiene hijos, todas las anteriores o simplemente es zorra timbiriche. En fin, no puse a tención a su nombre. Ella tendió la mano y la saludé de beso en la mejilla, y si, como lo pueden imaginar me había chorreado (no literalmente… silbidos), así que fingí que no me importaba su existencia y me fuí a hacer lo que tenía pendiente. Más tarde escuché que respondía al nombre de Gabriela, así que inferí que ese es su nombre. Por la tarde ya, a algún chango se le ocurrió decirle: “a ver Gabi…” y yo me comencé a reír (almenos para mis adentros). Bueno resulta que la chava está muy apetecible (a mi parecer) igual y no tiene trasero de corazoncito pero se ve muy muy muy bien muy.

Como son curiosas las cosas, sucedió como en la tele, las cosas cambiaron con su llegada. A mi me causó muchísima risa el día en que el zoquete de mi jefe que aborrece a los pinches usuarios y no da atención de más de 5 minutos a nadie (ni al Supernintendo) le dedicó más de dos horas a explicar o ayudarle no sé que cosa y luego una chava (que está fea) le dice: “oye, me puedes ayudar con…” respondió con un tajante: “¡No!” y me mandó a mi a que le ayudara. Todo eso fué muy evidente pues los amigos del jefe le comenzaron a hechar carrilla pidiendole la misma atención con la misma calidez (que gays).

Otro día, no estaba el jefe así que (no teniendo más opción) tuvo que recurrir a mi, después de que le ayudé con su problema saca dice: “ay, no sé hacer estas cosas…” y concluyó con un “lo bueno que te tengo a ti…” Pobre e ilusa mujer, si supiera que no tiene oportunidad conmigo… Si, la chava es buena onda, aunque no se acerca a mi más que por necesidad, lo cual no es raro dado que formo parte del personal de apoyo (y que estoy bien imbécil). Al final se quedó con el tipo de la administración (el del billete) y ya está comprometido con otra tipa, pero bueno, así es la vida.

Lenny
En ocasiones me prestan un vehículo para regresar a mi casa pues ya salgo tarde y vivo lejos (de todo), cuando esto sucede recuerdo el capítulo de los Simpsons donde los más listos de Springfiled se encargan de gobernarlo, y una de sus decisiones es poner que solo habrá luces amarillas y rojas en los semáforos porque la gente avanza más rápido cuando está la luz amarilla y luego sale Lenny y dice muy contento algo como: “¡Wow! ¡Estoy haciendo un tiempo record!…” Para terminar su frase ya con una actitud muy triste con: “Ojalá tuviera a dónde ir”.

Sale, ahí luego.

Tags: , , , ,