El 2do Viaje, parte 2 – The 2nd Trip, part 2

Posted in Colaboradores, English Posts, Personal, Tlacaélel on September 29th, 2009 at 20:39 by Tlacaélel
  
El 15 de Julio, a las 7:00 am, If y yo ya estabamos levantados preguntandonos que haríamos ese día. Estabamos algo decepcionados despues de la cruel broma que el destino había jugado con nosotros (ya saben, lo del mini-grupo del día anterior) y no estabamos muy seguros de cual sería la mejor forma de proceder. Despues de ponerle algo de cerebro, If tuvo la buena de tomar el OTRO tour (si, el que las chavas que no conocimos tomaron el día anterior). Al fin y al cabo ambos tenían en mismo precio así que supusimos que, en el peor caso, los costos no rebasarían a los del dia previo. Ademas, tal ves esta vez si tendríamos suerte…si, como no. Decidido el destino, nos dirigimos a tomar nuestro desayuno y, posteriormente, de nuevo a la agencia de viajes.

El tour que tomamos pretendía visitar las cascadas petrificadas de Hierve el Agua, Mitla y el árbol del Tule (entre otros). Tambien nos llevarían a ver el proceso de destilación del Mezcal y la fabricación artesanal de prendas y tapetes de lana.

En realidad no hay mucho que decir de ese día. Al menos nada interesante para el lector promedio de este blog. La unica cosa “notable” era el guía. Esta vez, no ibamos a necesitar un historiador tanto como el día anterior (de hecho, solo para Mitla). El recorrido estaba hecho principalmente para visitar lugares esplendorosos más que para aprender (el otro tour había sido menos demandante físicamente pero lleno de información interesante), por lo cual teníamos a un guía visiblemente menos preparado que el del día anterior. Lo que si pudimos aprender de él fue que la falta de profesionalismo puede encontrarse en todas partes. Dejó patente este hecho de inmediato. El grupo apenas había salido de la agencia cuando el guía interrumpio la lectura del programa, volteó a ver al chofer de la camioneta (si, esta vez teníamos un guía y un chofer como entidades separadas) para decirle “¡Mira a esa de allá!” mientras apuntaba su dedo hacía una mujer joven escasamente vestida que caminaba en la acera aledaña (lo que por alguna razón me hizo sentir algo menos culpable de estar vivo…). La cosa curiosa fue que todo mundo se asomó para ver a la chica como si fuera parte de las atracciones especificadas en el programa (en parte lo era, pero ese no es el punto). El tipo era bastante descarado. Ni siquera se intimidó con el hecho de que una familia Alemana iba con nosotros y lo miraba con interés, mientras éste padecía con un flujo incontenible de saliva escurriendo de su boca (quiero creer que solo le escurría saliva). Al menos la familia no entendía Español (bueno para ellos…y sorprendentemente para nosotros, ya que dijimos muchas estupideces que pudieron haber terminado con nuestro asesinato y, por ende, en un elogio conflicto internacional).

Visitar el árbol del Tule fue una experiencia interesante (aunque algo rara). Al llegar no podía creer que habíamos pagado para darle una vuelta a pie a un árbol. Fue como una profecía de lo que nos depara el destino (”Damas y caballeros, en el pasado le llamabamos a esto ‘arbol’…”). Incluso había niñitos trabajando ahí. Por un precio, los susodichos te acompañaban todo el circuito mientras te preguntaban sobre las formas que podías encontrar en el tronco (como cuando uno busca forma en las nubes…o en tarjetas con manchas de tinta negra). Era como pagar por un paseo con un psiquiatra sin licencia (oportunamente más barato que una escort…o un psiquiatra real).

La visita a las cascadas petrificadas fue realmente memorable. La vista desde la cima era impresionante. La subida fue algo dificil para nosotros (en especial porque mi equilibrio ya no es lo que solía ser…no, en realidad siempre ha sido malo) pero no tan dura como para evitarnos visitar las dos principales caidas. Nuevamente, tuvimos la oportunidad de morir saltando desde un risco, pero ninguno de nosotros tuvo las agallas. Bueno, de hecho If se comportó bastante imprudente en ese aspecto. Parecía muy interesado en asomarse hacia el precipicio para ver el fondo. Incluso se rió desafiante cuando le señalé el letrero que decía “¡Cuidado! No asomarse mucho.”. En verdad no se que es lo que lo hace hacer cosas como esa, yo solo no pude llegar así de lejos. Mas aún, el piso estaba húmedo y resbaloso (y, reitero, mi equilibrio es bastante malo…). Por un segundo imaginé a If cayendo de la cascada. Deje de reir cuando me ví a mi mismo en mi mente teníendo que atascar su cadaver en mi mochila para llevarlo de regreso (lo que no creo que se considere como equipaje ligero).

Para la última parte del tour, visitamos el ya mencionado taller artesanal de fibras de lana (que If no quiso comprarse un chaleco para salir forrado de lana) y la zona arqueológica de Mitla. Por un tiempo, Mitla fué un centro económico y político de importancia para los Zapotecos (especialmente despues de la caida de Monte Alban). Los arqueólogos tambien han encontrado evidencia de que la cultura Mixteca estuvo presente en la zona. Como Monte Alban, Mitla fue fundada por los Zapotecos y despues usada y enriquecida por los Mixtecos cuando éstos tomaron el control de la ciudad.

Como el día anterior, regresamos a Oaxaca en la tarde. Tuvimos un recorrido final por los alrededores de la ciudad, tomamos unas fotos y finalmente partimos hacia San Cristobal de las Casas. Fue una visita interesante, ojalá pueda regresar algún día. En fin, ahora, unas fotos.

15th of July, seven o’ clock in the morning and both of us (Alex and I) were already up, wondering what we would do that day. We were somewhat disappointed after destiny’s cruel joke on us (you know, the thing with the girls and such) and we weren’t really sure of what would be the best move. After some thinking, Alex (If) had a good idea: What if we take the OTHER tour? (yes, the one that the girls from the day before had taken). It had the same price than the one we took, after all, so we supposed that, in the worst case, we would spend the same amount of money. And, perhaps we would be luckier this time…yeah right. That settled, we headed to the municipal market for breakfast and then again to the travel agency.

The tour we take was meant to go to the petrified waterfalls at Hierve el Agua, Mitla and the Tule tree, among other places. We would also see the distillation process of Mezcal and the artesanal loom-made weavery and wool dyeing.

There is not really much to say from that day. At least nothing of interest for the average reader of this blog. The only “remarkable” thing was our guide. This time, we weren’t really needing an historian like the day before (well, just for Mitla). This tour was mainly for sightseeing rather than learning (the other tour was somewhat less sporty but full of enjoyable facts), so we had a less prepared guide than the day before. What we do learned is that lack of professionalism can be found anywhere! It started right away. The group had just departed from the agency when the guide interrupted the reading of the schedule, turned to face the driver of the van (yes, this time we had a guide AND a driver in separate entities) and told him “Look at that one!” while pointing at a young woman of scarce clothing who was walking on the street (for some reason, I suddenly started feeling a little less guilty of being alive…anyway). The funny thing was that everyone turned to see the gal as if she was part of the attractions listed in schedule (in part she was, but that’s not the point). The guy was pretty shameless. He wasn’t even intimidated by the fact that a German family was in the group, watching him curiously as he drooled over the girl (I want to believe he was drooling only). At least they didn’t understand Spanish (good for them…and surprisingly for us, because we said a lot of stupidities that could have ended with our murder and, therefore, an international praise conflict).

Visiting the Tule-tree was a quite interesting (and a little weird) experience. I couldn’t believe that we actually paid for a walk around a tree. It was like a prophecy of what is to come (”Ladies and gentleman, in the past we called this a ‘tree’…”). Oddly enough, there were kids working there too. For a price, they would walk with you the whole circuit while asking you which forms you could find in the trunk (like when searching forms on clouds…or on cards with patches of black ink). It was like paying for a walk with an unlicensed shrink (besides cheaper than a escort…or a real shrink).

The visit to the petrified waterfalls was truly memorable. The view from the top was amazing. The climb was a little hard for us (specially for me, my equilibrium is not what it used to be…nah, actually it has always sucked) but not as hard as to prevent us from visiting the main two falls. Once again, we had the chance to die by jumping off a cliff, but neither of us had the guts. Well, Alex was quite reckless in that matter. He seemed pretty interested in leaning over the cliff to see the bottom. He even laughed defiantly when I pointed him at the sign that read “Caution!, don’t lean.”. I really don’t know what makes him do things like that, I just couldn’t go that far. Furthermore, the floor was wet and slippery (and, again, my equilibrium is pretty bad…). For a split second I imagined him falling off the damn waterfall. I only stopped grinning when I pictured myself having to carry his corpse stuffed inside my backpack (and he is, by no means, light luggage).

For the last part of the trip, we visited the aforementioned weavery and the archaeological site of Mitla. For some period, Mitla was an important economic and political center for the Zapotecs (specially after the fall of Monte Alban). Archaeologists have also found evidence on the presence of the Mixtecs there. Likewise Monte Alban, Mitla was founded by Zapotecs and then used and enriched by Mixtecs after they took control of the city.

Like the day before, we returned to Oaxaca in the afternoon. We had a final walk around the city, took a few photos and finally departed to San Cristobal de las Casas. It was a fine visit, hope I can return someday. Now, some photos.

Tags: ,

La Casita Del Horror XXX

Posted in Colaboradores, If on September 26th, 2009 at 23:18 by If

Maldita sea se está terminando mi vida el año y no hay nada positivo (ni útil) que rescatar de lo que he hecho. Así que para hacer “honor” al lema del blog (”Directo hasta tu casa para servirte de nada”) postearé tres historias de cosas inútiles (no sé que otra cosa esperaban de mí):

  • Cero Novias Y Un Funeral.

La primera vez que invité a una mujer a salir se me ocurió la brillante idea de llevarla a subir a una montaña. Todo resultaba muy bien hasta que en un momento el no aprender a caminar adecuadamente presentó (como de costumbre) un inconveniente: cuando ibamos descendiendo resbalé, caí y rodé como diez metros montaña abajo para terminar por golpearme la cabeza con una piedra que apareció sin previo aviso y quedar inconciente como por quince minutos. Pasado ese lapso de tiempo a mi conciente se le ocurrió que era tiempo de “regresar” para encontrarme con la sorpresa de que la chica que me acompañaba (si la chava me gustaba y si estaba guapa) tenía los ojos llenos de lágrimas y con una preocupación a más no poder. Lo primero que se me ocurrió preguntar le que porqué lloraba me contestó que pensó que estaba muerto. Desde entonces no he vuelto a invitar a una mujer a ir a una montaña.

Nota: No, ésta historia no me ocurrió a mi, me la contó un amigo.

  • El Imbécil Más Grande Del Mundo.

Cierto día iba caminando por la calle como si nada, cuando un tipo se me acerca y pensé: “éste imbécil me va a quitar algo”. No estaba yo tan alejado de la realidad pues me dijo: “¿Me permite hacerle unas preguntas de salud?”, a lo que acepté de mala gana. El tipo comienza por las clásicas preguntas: edad, estatura, bla, bla, bla. Luego va a las preguntas de historial de padecimientos:

-¿Ha tenido problemas del corazón? -No
-¿Leusemia? -No
-¿Hipertensión? -No

y así siguió un rato hasta que llegó a la pregunta más imbécil que recuerdo hasta hoy: “¿Tiene problemas con la mensturación?” y yo me le quedo viendo con cara de: “¡que imbécil estás!”. Mientras él esperaba con cara de: “bueno ya, ¡contésteme!”. Entonces comenzaron a llegar a mi mente las respuestas graciosas que podía decirle, cosas como: “¿problemas con la menstruación de quién?”, “¿Qué, te mandó tu hermana a investigarme?”. Después de unos instantes en que nadie decía nada, solo atiné a reírme como zoquete mientras le decia que no. El cuestionario siguió así un rato mientras estaba yo aburrido.

  • Como En Los Buenos Tiempos… “Hijo de Zorra”

El otro día me encontré con un antiguo amigo algunos años menor que yo y, mientras platicábamos, llegó una chava sabrosa, se gira y ve a la chava con ojos de “es mia”. A mi me causó gracia la forma en que la vió, y en tono de broma que le digo: “ya ve a hablare”. Sin pensarlo dos veces se anima a ir a hablarle cuatro pasos más a delante se arrepiente y regresa y me dice: “mejor no”. Que le aplico la pregunta de cajón (según yo): “¿por qué?”; su respuesta fué digna de una sincera carcajada: “Es que se me había olvidado que soy novio de esa chava” mientras señalaba a otra chava que estaba cerca del lugar donde conversábamos. Mas en cuanto la chava tuvo un minuto de distracción, se aventuró hacia la chava (que no era su novia) como zorro sobre su presa y comenzó a platicar con ella; sin embargo resulta que mi amigo olvidó que cerca también estaba la hermana de su novia y ésta lo veía con cara de “hijo de zorra”. Después de unos instantes regresa y me dice: “ya me dió su nombre y tengo su teléfono, al rato le hablo”. Luego seguímos platicando y dice: “No, pues una vez fuí a una disco y que veo a una chava que me gustó y que le voy a hacer plática, luego que salimos y que nos comenzamos a besar. Después de un rato la chava tenía que entrar porque iba al baño; pero como tardaba mucho que me pongo a platicar con otra que estaba ahí cerca y que también me gustó. Ya después de un rato nos estábamos besando, cuando sale la primera chava y que me ve que me estaba besando con ella y que se ponen a discutir las chavas porque eran hermanas.” Yo solamente escuché su plática mientras pensaba “hijo de zorra, como Maculy… en los buenos tiempos”.

Para finalizar algo que, al menos en desde mi punto de vista, es un clásico.

Sale, ahí luego.

Tags: , , , , ,

Invadiendo Blogs

Posted in Colaboradores, Page on September 26th, 2009 at 0:35 by pageegap

Pues que Arturo propietario de este blog me ha hecho el honor de invitarme a escribir/invadir  su blog. Así que supongo que debo presentarme: Me llamo Eduardo y mi nickname es page. Estudié Ciencias de la computación en la UNAM e incié una segunda carrera (matemáticas) en la misma facultad.  Actualmente estoy en el mismo posgrado que Arturo. Tengo un blog (jejeje) al cual pueden entrar desde los enlaces de la derecha o si les da flojera pueden dar click aqui.

Intentaré escribir algo frecuente. Espero que a nadie moleste mi estilo y si sí pues echenle la culpa a Arturo. EL cual  conocí de la siguiente manera: primer semestre de la maestría, el maestro de arquitectura de computadoras desde el primer dia de clase nos pidió formar equipos para el proyecto de fin de semestre. La mayoría del grupo formó su equipo las primeras semanas. Yo flojo, distraído, y un tanto antisocial no hice equipo y esperé… Cerca del final del semestre me empezé a preocupar pues no tenía equipo, afortunadamente no era el único. Un día un sujeto envió un correo al grupo “súplicando” que lo metieran a su equipo decía algo así: “busco equipo para el proyecto de arquitectura, estoy dispuesto a todo siempre y cuando sea justo etc etc”. Confieso que me dio mucha risa ese correo, pero también ví mi oportunidad de no quedarme sin equipo y contesté, otro sujeto también contestó. Al parecer eramos sólo tres sujetos que cerca del final de semestre no teniamos equipo y puedo asegurar que por razones similares a la mia, pero de los tres sólo Arturo se atrevió a mandar un correo para pedir equipo (al final fue Arturo quien se tuvo que rifar casi todo el proyecto…). Así fue como conocí a Arturo.

Yo no pienso escribir en inglés y español por razones de fuerza mayor (me da mucha flojera) :D