Let’s talk about “Perras”

Posted in Lovesan on November 5th, 2011 at 21:42 by Lovesan

Desde hace un par de meses eh tenido una etapa de sequía, no ha habido nada reciente desde aquel ligue genuino, las cosas no iban mal pero tampoco muy bien, que podía esperar, llevaba con su novio alrededor de 4 años, pero creo que para el poco tiempo que la conocía había hecho un buen juego, llegamos a salir y tuve la oportunidad de probar sus labios, aunque eso no fue suficiente. Tal vez debí arriesgarme más, pero no había ninguna garantía, y ¿estaba yo dispuesto a todo ese mar revuelto que se convierte una ruptura y luego viene en el inicio de otra relación?, ya lo había vivido y no lo quería de nuevo. En este momento ya mas tranquilo de todo no creo que fuéramos muy compatibles pero la química estaba ahí. Un par de meses y ella se fue por una propuesta laboral más interesante. Solo así ha sido más sencillo olvidarla; de vez en cuando platicamos.

Y luego de ese tiempo, no hubo más nada, eh conocido a varias chicas en el trabajo, las considero amigas, pues no tengo ese interés de algo más. Han habido periodos de confusión en mí, existe una chica con las que me llevo bastante bien, la considero una persona atractiva (y no exactamente físicamente) y muy interesante. Llegamos al punto de besarnos, y aunque me gusto, no fue suficiente. Debo estar convencido tanto por la parte sentimental como la parte física, si ese match no existe casi es una garantía que al final terminare por no sentirme a gusto, y es por eso que decidí hablar con ella, y decirle honestamente que no estaba seguro de querer otro tipo de relación distinta a una amistad. Al menos con la chica del primer párrafo siempre me gustó físicamente, y eso no sería problema en un futuro.

Es donde digo que caemos en confusión por un lado esta el aspecto sentimental, de convivencia y del otro lado el aspecto sexual, unirlos o encontrarlos en un misma persona es difícil. Con la que mejor te llevas no te gusta, y a la que deseas sexualmente, no tienes mucho que compartir intelectualmente. Y la que reúne ambas cualidades, ya esta apartada. Por eso cuando estoy con una amiga que me llevo bastante bien, mi cabeza me juega mal, haciendome la pregunta del “que pasaría si?”, si no lo controlas, es donde todo se va al carajo. Tal vez es por eso que bese a la chica con la que me llevo bien, que oportunamente lo detuve.

Tratando de darle rienda a lo sexual. Busque a una amiga que tiene rato que no veía, desde que me fracture la pierna. Con ella ya había sucedido algo, y fue agradable pero hasta ahí, no la vi como algo más y ella creo que estuvo de acuerdo con eso. Así que la llame y me comentó que era cumpleaños de una amiga suya eh irían a celebrar al Mojito Room, me invitó y acepte ir. En mi cabeza ya estaba viendo la forma de lograr que hubiera algo de nuevo, tanto así que arregle mi cuarto, y un poco el depa que estaba algo regado.

Nos quedamos de ver antes, para comer algo y de ahí llegar al lugar del festejo. La cosa no iba mal, pero tampoco bien, justo cuando iba hacer la insinuación para sacar algo de acción, empece a ponerme nervioso, así que lo deje y pensé posponerlo por un rato más. Llegamos al lugar, bailamos, había mas gente acompañandonos y yo no veía la forma en como podría hacer que prosperara mi plan. De repente nos sentamos, y a lado estaba una chica que venia con el grupo, le hice señal como pregunta de que estaba tomando, me dijo que nada, a mi parecer o estaba ya cansada o peda o tal vez un poco de las dos. Pero raramente, de ahí empezamos a platicar bastante bien (cosa que pocas veces pasa con alguien que no conoces) era ella la que hacia mucho contacto físico conmigo (usualmente uno es quien busca hacerlo primero), y hasta me sentía ligeramente incomodo, ella me abrazaba se me acercaba mucho. Yo trataba de que ese contacto no fuera detectado por los demás, pero ya muchos lo había notado. Es gracioso porque aunque uno lo desee, siempre esta el factor de mantener la imagen ante los demás, tal vez pensarían que yo aprovechaba la situación de que probablemente ella ya estuviera algo ebria, pero en ningún momento fui yo quien la estuviera buscando o abrazando, sino era ella a mí. Me resultaba complicado pues estaba la chica con la que había llegado y a quien tenía en mente para tener algo de sexo. Pero la chica que conocí ahí mostraba mucho interés en mí, al final entre la platica le deje ver mi interés, “Puedo acompañarte a tu casa o si lo prefieres, tu puedes acompañarme a la mía”, lo que la hizo soltar una risa de complicidad, pero aún tenia sus dudas. Le ofrecí tomar un taxi juntos, resultó que vivíamos a 5 minutos de distancia en coche uno del otro.

El resultado?, no hubo nada, y peor aún mi amiga con la que llegue, estaba como molesta, de que yo estuviera con la otra chica y no con ella, se notaba en su actitud, apenas y se despidió de mí. Creo que fue tonto arriesgarme y exponerme frente a mi amiga y los demás de esa manera, ya que ni conseguí nada (al menos su número sí para después) y fue como si todos hubieran dicho “mala jugada chavo, todo por caliente”. Al salir del lugar la chica que conocí se despidió de mi con un suave beso en la boca, los demás subieron a sus coches y quede yo ahí solo fuera del lugar.

Es por eso que el sexo en ocasiones es difícil, te pone en situaciones incomodas. Pero lo cagado es que todos lo buscan y ya en el preciso momento siempre lo complican. Decía una señora a Alan Harper “Lo único que necesitas para tener sexo, es tener un trabajo y un pene”, yo no lo veo tan cierto; no me ha funcionado, o tal vez es que con el trabajo, consigues dinero para comprar sexo?. Y ahora que lo pienso, es por eso que tal vez sea mas fácil tener solo amigas, y cuando quieras sexo pagar por el a una “Whore”. Podrías tener los siguientes beneficios:

- Evitar que te vean mal los amigos de la chava a la que pretendes ligarte para tener sexo.
- Evitar la molesta sensación de querer agarrar tu ropa y salir corriendo después de haber terminado de correrte.
- Tener sexo cuando se te plazca sin tener que esperar.
- Evitas destruir una amistad o relación por haber tenido sexo.
- Evitas reproches.
- Podrías realizar tus fantasías que probablemente tu pareja no te dejaría hacer XD

Eso sí, si pescas una enfermedad venérea ya te cargo la chingada!!! o como decí un amigo “Ya te cargo pitirijas!”

Ha de ser cuestión de esperar, ya llegara alguien que tenga un poco de los dos, compatibilidad intelectual y sexual. Y si no llega, creo que prefiero terminar solo, que con alguien que no me sienta completo.

P.D. En teoría creo que si repartiéramos todas las mujeres entre todos los hombres, nos tocarían de a 7 mujeres por hombre. Suponiendo que todas las chicas que conozco tienen novio y siendo que hay más mujeres que hombres, significa que un wey anda con más de una vieja a la vez (7), así que ellas comparten su novio con otras 6. Y algún cabrón estará apañando mis 7 porque no veo ni una, que ironía.

Tags: , , ,

Posted in Colaboradores on June 5th, 2011 at 0:25 by Lovesan

Adios, no quiero migajas, no quiero dudas, no quiero arrepentimiento, no quiero que temas, quiero tu seguridad, quiero tu felicidad. aunque tu felicidad no me implique a mi.

Del enamoramiento y otros demonios

Posted in Colaboradores, Lovesan, Reseñas on May 18th, 2011 at 22:15 by Lovesan

Alguna vez llegue a decirle a una chica que estaba enamorado de ella, es algo de lo que estaba seguro. Y aún así no tenia forma de nombrar a aquel sentimiento, no podía decir que era “amor” porque sabia que no lo era. Entonces que era?…..creo que algo intermedio

Eh aquí un fragmento interesante de un libro que eh estado leyendo, algo que si bien era algo que sabia, no podría haberlo entendido aun mejor.

Es que estar enamorado no es amar.
Porque amar es un sentimiento y estar enamorado es una pasión.
Las pasiones por definición, son emociones desenfrenadas, fuertes, absorbentes, intensas y fugaces como el destello de un flash, que son capaces de producir transitoriamente una exaltación en el estado de ánimo y una alteración de la conciencia del mundo del que la siente.
Este caos emocional tiene, lamentable y afortunadamente, un duración muy corta. Digo lamentablemente porque mientras lo vivimos nos gustaría, a pesar de todo, permanecer en la fascinante intensidad de cada una de las vivencias, y digo afortunadamente porque creo que nuestras células explotarían si este estado se prolongara más allá de unas cuantas semanas.
Inmerso en esa pasión perturbadora, nadie puede hacer otra cosa que no sea estar, pensar o recordar a la persona de la cual se está enamorado. Se trata, pues, de un estado fugaz de descentramiento (uno cree que el centro de la vida de uno es el otro), una especie de locura transitoria que, como dije, se cura sola y, en general, sin dejar secuelas.
Durante el tiempo que dura (dicen los libros que entre cinco minutos y tres meses, no más), uno vive en función del otro: si llamó, si no llamó, si está, si no está, si me miró, si no me miró, si me quiere, si no me quiere…
Estar enamorado es enredarse en un doloroso placer, el de la disolución en el otro.
Si nos detuviéramos a pensarlo en serio nos daríamos cuenta de lo amenazante para nuestra integridad que sería vivir en ese estado.

…el estado ideal de una pareja no es el de aquellos primeros meses en que estaban enamorados, sino el de todo el tiempo en que se aman en el sentido cotidiano, verdadero.
Cuando en un vinculo que comienza con esa pasión, estar enamorado da paso al amor, todo sale bien. De hecho nada mejor podría pasarnos.
Pero cuando no conduce allí, el desenamoramiento sólo deja atrás de sí una sensación de ciudad devastada, la ruina emocional, el dolor de la pérdida, el agujero de la ausencia.
Y uno se pregunta: ¿Por qué terminó? ¿Porque no era cierto? ¿Porque era poco? ¿Porque era mentira?…
No. Se terminó simplemente porque era una pasión.

…Mi idea del encuentro es: dos personas centradas en ellas mismas que comparten su camino sin renunciar a su centramiento. Si no estoy centrado en mí, es como si no existiera. Y si no existo, ¿como podría encontrarte en el camino?

Apuesto con todo mi corazón por nosotros. Pero si vas a forzarme a elegir…

entre tú y yo…yo.

fragmento del libro Hojas de Ruta de Jorge Bucay

Tags: , ,